jueves, 25 de febrero de 2010

“Deporte, envidias y competitividad

“A algunos los disfraces no los disfrazan sino que los destapan”.
¿Hay algo mejor que salir una mañana a trotar, a escalar o en bici con los amigos al ritmo del mas lento mientras charlas afablemente?, ¿hay algo mejor que animar y ayudar a alguien a superarse y alegrarse de sus éxitos?. ¿No tiene el mismo mérito en una carrera, la liviana liebre que la gana, que el percherón que queda el último venciéndose a si mismo con un enorme sacrificio físico y psicológico?. ¿No siente parecido el Alpinista que alcanza una gran cumbre, que el senderista que se aventura a vencer sus dudas y recelos y escala su primer tres mil?.
Todo tiene un comienzo: ¿Porque en el mundo deportivo hay personas más preocupadas en desear fatalidades a los otros, que en hacerse bien a sí mismos?.
Siempre hemos creído que la competitividad es el detonante que hace que una persona se supere. Que conocer a otros mejores que tú en cualquier cosa, despierta el deseo de progresar.
Durante estos años de diferentes practicas deportivas, he llegado a la conclusión de que en realidad, la competitividad “mal entendida” provoca envidias, malos modos, criticas e incluso intrigas. Si destacas en algo, eres juzgado.
La superación, como siempre digo, debe realizarse en relación con nosotros mismos, nuestras propias capacidades y destrezas, y sin compararnos con nadie, pues cada uno posee sus propias cualidades o circunstancias, y no son para nada comparables con las de ningún otro.
La superación personal puede alentarse con la admiración, si, pero combinada con una gran proporción de generosidad y humildad.
Admirar, no envidiar. Naturalidad y franqueza. Es la única y verdadera manera de evolucionar en el deporte cuando lo practicamos por verdadero placer. Somos deportista, entusiastas, adictos, devotos, y no fanáticos ni detractores ¡coño!...
La envidia es una manifestación psicológica demasiado común en las practicas deportivas y deberíamos desterrarla ya.
¿Se trata de un sentimiento de frustración ante algún bien, beneficio, superioridad o éxito de otra persona? ¿Por qué?... ¿El envidioso es un resentido o quizás un frustrado?.
Sea lo que sea, quiero imaginar que quien actúa así no sabe que lo es y por eso siente consciente o inconscientemente rencor irracional contra otras personas que igual ni conoce, pero poseen algo que él también desea y no puede, o lo mas alarmante “no quiere” o “no se atreve” a realizar... ¿por miedo al fracaso?.
Así, en lugar de apreciar sus propias carencias, aceptarlas, superarlas o resolverlas, desprecia y desdeña. En vez de luchar por sus propios empeños, prefiere de alguna manera destruir la competencia.
Experimentar un ansia persistente de destacar, ganar, ser el "más", "el mejor", no es bueno.....y..... no creo que sean felices los que practican deporte con este pesado condicionante.
Sentirte continuamente forzado y afligido por tus propios éxitos, fracasos, o incluso por el de los demás.
Vivir en crónica competencia contra el mundo que te rodea, no puede ser bueno. Seguro que todo esto condiciona tu personalidad, tu vida y tu felicidad.
En resumen: cada día la gente se aficiona mas a todo tipo de deporte, y por tanto en el deporte hoy en día, gracias a Dios hay un altísimo porcentaje (cada vez mas) de gente afable, llana, humilde, cómplice y colega (todos conocemos muchos), pero también, por desgracia existen personajes insatisfechos, recelosos e intrigantes (todos conocemos alguno).
Esto se cura concienciándose y resolviendo tus propias carencias, creciendo, madurando, compartiendo. Divirtiéndote. Una persona realmente madura no envidia.
Deporte, envidia y competitividad mal entendida, no deberían caminar juntas, y mucho menos en el deporte amateur.

Este post va dedicado a quien me lo inspiró en animada charla una mañana trotando juntos. Un gran deportista pero mejor persona. Un gran campeón: Fernando Torres, (No el de Fuenla... el de Barbastro)

martes, 23 de febrero de 2010

EQUIPACIÓN PARA EL FRÍO

Este post ya lo escribí el año pasado para estas mismas fechas antes de partir para la Yukón, pero me viene al pelo revisarlo y reeditarlo, además para agradecer a Trango la equipación para esta nueva empresa: Cuatro factores a tener en cuenta en la equipación, ropa : Conducción, Convección, Radiación y Evaporación.
CONDUCCIÓN: Es la transferencia de calor de forma directa por contacto entre nuestra piel y otra superficie. Los condicionantes son la diferencia de temperatura entre nuestra piel y la superficie de contacto, así como el área de piel expuesta a este intercambio. Así, si nuestra ropa está fría por la temperatura exterior, y ésta está en contacto con nuestra piel, nuestro calor corporal irá pasando a la ropa enfriándonos.Para evitar la conducción, es bueno una capa de aire entre prendas, y dado que esto es difícil, adoptamos el sistema de "capas", es decir, llevar múltiples prendas para que entre ellas se formen estas capas de aire que nos van a aislar del exterior. Con el sencillo método de ponernos o quitarnos capas según nos vayamos calentando o enfriando con la temperatura exterior.A nivel de tejidos, el producto que hoy es capaz de dar máxima protección térmica con el mínimo peso es el Thermolite. Una fibra de poliéster donde cada filamento está hueco, por lo que cada filamento del hilo es un aislante en si mismo. No hay material más ligero que proteja más del frío. Esta fibra se creó a raíz de descubrir que el pelo de los osos polares es hueco. La etiqueta tiene un logotipo con un termómetro rojo con la palabra "thermolite". CONVECCIÓN: El viento frío es un ejemplo de pérdida de calor por convección, al duplicarse la velocidad del aire se eleva 4 veces nuestra pérdida de calor.Por lo tanto, las prendas deben ir ligeramente holgadas (para crear cámaras de aire) pero tampoco excesiva y que el aire circule libremente entre las capas y las enfríe por convección. Evitar en lo posible que el aire circule libremente llevando prendas que cierren bien en puños y cintura.Un lugar típico que descuidamos si lo llevamos abierto es el cuello: Por ahí se escapa el aire caliente que calentamos con nuestro cuerpo. El uso de un "buff" o pañuelo es normalmente la diferencia entre confort o pasar frío.También es importante que la prenda detenga el viento. Existen en el mercado una serie de productos conocidos genéricamente como Soft Shell (Caparazón blando) que están hechos a prueba de viento. Los hay con membrana y sin membrana.La membrana es una lámina finísima de un material tipo plástico que lleva minúsculos micro poros. Estas membranas se laminan entre dos capas de tejido y detienen el viento, el agua y teóricamente permiten la transpiración.El sistema de membranas mas popular y conocido por todos es Gore Tex. Vigilar también que las costuras sean termo selladas para garantizar la estanqueidad. Hay alternativas al sistema Gore como los Soft Shells que en lugar de utilizar la membrana llevan capas de tejido muy denso capaz de detener el viento frío y ofrecernos un buen aislamiento térmico, pero una mayor transpiración.Otro caso de convección que nos hace perder mucha temperatura corporal es cuando la prenda se moja con nuestro sudor. (Ahí también entra en juego la conducción). A través del sudor se conduce frío del exterior hacia el interior y perdemos calor. Lo mejor es una camiseta de colmax para eliminar la humedad del cuerpo .
RADIACIÓN: Es la emisión de radiación infrarroja al medio ambiente dado por la diferencia de temperatura entre nuestro cuerpo y el exterior. Cuando se expone al medio ambiente la piel actúa como un radiador de energía. En la cabeza no se produce vasoconstricción por el frío por lo cual la cabeza es un excelente radiador de calor eliminando casi el 50 % del calor de nuestro cuerpo.Para grandes fríos nada mejor que buen gorro y un pasamontañas. Protegernos simplemente con un sencillo gorro, disminuirá en un 35% la perdida de calor de la cabeza. Cuidado con los gorros hechos con material de forro polar o gore. Son ideales cuando hace mucho frío, pero si sudamos condensarán el sudor, nos empaparán el pelo, y entonces perderemos cantidad de calor debido a la “evaporación”.
EVAPORACION: Es la pérdida de calor por la transformación de nuestro sudor, que pasa de estado líquido a gaseoso, consume energía en forma de calor, y la obtiene de nuestra piel, enfriándonos en el proceso.Es importante que la selección de prendas no nos abrigue demasiado porque entonces sudaremos y perderemos calor.También es importante utilizar una selección de prendas que al comenzar tengamos un poco de fresco, para que poco a poco vayamos entrando en calor, teniendo cuidado de no ponernos todas, porque todo lo que vayamos a transpirar a través de las prendas será a base de evaporación y a costa de calor corporal. Siempre basarnos en el sistema de capas que nos permita encontrar una termorregulación, es decir, sin frío ni calor en una actividad física mantenida.
RESUMEN:
GoreTex: Sistema de prendas que utiliza tejidos laminados con membranas. Fueron los primeros en utilizar un sistema de sellado en las costuras. Actualmente hay otros sistemas que lo igualan o incluso superan, sin ser tan caros.
Windstopper: Tejido de naturaleza similar al tejido Gore Tex.
Thermolite: Fibra de filamento hueco que ofrece, con poco peso, el máximo aislamiento al frío. No hay nada que con ese peso que mantenga el calor como el thermolite.
Forro Polar: Prenda que utiliza tejidos de alta densidad con capacidad de retener un gran volumen de aire dentro del filamento, con lo que se consigue un buen aislamiento térmico.
Soft Shell: Sistema de tejidos polares con o sin membrana y con una moderada elasticidad.
Membrana: Fina película de poliuretano que se lamina. Bloquea el viento dejando pasar un discreto volumen de transpiración

domingo, 21 de febrero de 2010

BARBASTRO-ALQUEZAR

Alguien que se cree con experiencia no juzga; simplemente lo intenta comprender todo, y a ser posible en silencio. A quien madruga, Dios le ayuda… No lo tengo demasiado claro (y menos cuando voy a trabajar a las seis de la mañana), sí tengo más claro, que quien madruga tiene más tiempo para hacer cosas… para entrenar. Estos últimos meses mientras entrenaba, recordé mis primeros entrenos “serios”…”con una finalidad concreta” en el año 95 cuando me preparaba para la expedición al Aconcagua. Por entonces corría una hora diaria cuatro días por semana, y los viernes decidí pedirle la bicicleta a mi hermano y subirme hasta Alquezar. Ese día era como el más notable, porque para mí hacer esto era una verdadera hazaña. Pues, pensando en aquello, me di cuenta que hoy, quince años más tarde, con la experiencia acumulada que ello conlleva, sería capaz de hacerlo corriendo, y se empotró esa idea en mi testaruda cabeza para cuando mis entrenos estuvieran lo suficientemente avanzados como para intentarlo con garantías. Por tanto, ese día fue ayer sábado como ya había anunciado aquí en el blog con anterioridad. Al levantarme, un mensaje en el móvil ya me animó el espíritu: - Suerte en tu entreno. Era mi hermano Jorge desde Benasque donde también se disponía a hacer varias horas de esquí de travesía. A las siete y media en punto, bien abrigado, me reuní en la puerta de casa con Dani Delgado y Álvaro, ambos de Lérida, que habían venido con el providencial deseo de custodiarme con sus bicis, hacer de fotógrafos, transportar agua y todo lo que pudiera necesitar durante la marcha. Que lujo y que gran detalle por su parte. Por un momento recordé los relatos de mi amigo Juanma y sus bici-escuderos durante su camino de Santiago corriendo. Hacia frio, mas para ellos que para mí (por ir corriendo), pero con animada charla y algunos farfulleos por la rigidez de la boca fruto del frio, fuimos agotando kilómetros y avivando el organismo hasta llegar a Huerta de Vero (kilometro 15) donde me aguardaban Paco ornitorrinco y José Hernán para unirse a la carrera. Desde aquí se apaciguo el frio día y el ansia con tanta y tan buena compañía para realizar la subida hasta la plaza central de Alquezar (340m de desnivel desde Barbastro), donde Dani, se había adelantado y tenía aleccionados y prevenidos a toda una excursión de jubilados para aplaudirnos. Im-pre-sionante. La carne de gallina; al fondo la Colegiata y un conjunto de encantadores abuelos respaldándonos con aplausos y una ovación. Mitad de camino (24,5 km), media vuelta y para Barbastro. Mis sensaciones magníficas. Durante la amena bajada entre agradable charla e intereses compartidos, se nos unió en bici mi gran amigo (hermano) Miguel, y entonces eche de menos a José Mª (otro hermano) que también quería estar aquí, cuando sonó mi móvil. Era él. Estaba en Astún con su hijo, pero de alguna forma estaba aquí con nosotros, acompañándome. Cuando de repente eres consciente de lo feliz de un momento, te embelesas, recapacitas, tomas consciencia que en este preciso instante no querrías estar en otro lugar, y te abrumas con una secreta alegría que te brota dentro y se proyecta seguramente en tu rostro. Te inunda la alegría. José Hernán nos dejó en Huerta (15km corriendo) y Paco me acompañó hasta casa (30km) en su preparación para la maratón de Barcelona. Dani, Álvaro y Miguel nos escoltaban. Que mejor forma de terminar un día así (45km) que con unos calamares en el Victoria y una comida en el Placer. Gracias amigos, creo que estoy listo. Quince años después no eres menos, sino mas. El deporte es salud. Pero además en días así es un gran hobby y algo que trasciende a lo deportivo; una forma de desconectar con el día a día, y compartir un tiempo con los tuyos.

jueves, 18 de febrero de 2010

BARAJANDO RUTAS

"El mundo pertenece a los aventureros, y un aventurero tan solo es un soñador que hace el mundo parte de sus sueños"
Nuestro contacto en Suecia, Love, nos ha indicado como punto de partida un punto algo mas al norte de Lulea porque la ruta desde allí no esta claramente congelada y por ello partiremos desde Brädön, 30 km mas al norte, donde al parecer hay un corredor de hielo mas sólido. Ya hemos alquilado unas cabañas en este punto. Con el Google Earth, Kike ha marcado las tres posibles rutas para comenzar a estudiar, y asi escoger dependiendo de los factores externos (Calidad del hielo, climatología, “rompe hielos”, etc.) cual sería el mejor camino. Seguramente la escogeremos allí sobre el terreno. La longitud de las rutas (en km) serian en línea recta, a lo cual deberemos sumar algunos kilómetros adicionales de rodeos debidos el relieve del terreno, irregularidades del hielo o posibles agujeros en el mar. La ruta 1 tiene unos 102 km. de Brädön a Kemi, va un poco más al sur, sin tantas islas y nos deja un poco al sur de Kemi:
La ruta 2 va un poco más al norte y va sorteando las islas. Tiene la ventaja de que tenemos escapatorias cercanas. Tendría unos 110 Km. y termina un poco al norte de Kemi, remontando unos kilómetros por el rio kemijoki cerca de Lautiosaari:
La tercera ruta 3, 155 km. es la más expuesta. Se trataría de Llegar cerca de Olulu, por lo que estaríamos muchos más kilómetros sin posibilidad cercana de escape (la verdad es que si las condiciones son buenas, es la que mas me gusta): Las tres rutas están trazadas calculando las mejores previsiones de conseguir atravesar el golfo en tan solo tres días.

domingo, 14 de febrero de 2010

LUCES Y SOMBRAS

Sigo entrenando, sigo soñando mientras lo hago, y lo soñado lo sigo manifestando aquí en este blog a modo de auto exorcismo: Nos conformamos y aventuramos comprendiendo que cada día que pasa, no volverá, y si vuelve, nunca será igual; acaso mejor, tal vez peor, pero nunca igual.
Cuando falta poco para partir hacia una nueva “correría” que has estado gestando, preparando y deseando durante largo tiempo, te entra un indeterminado estremecimiento como de ansia. Extrañamente desde hace dos años (ya) en Sables, y debido a la breve duración de estas últimas empresas (quince días como mucho), también me entra una inconsciente pena ante la brevedad de lo que viene. Ya está aquí, y cuando te das cuenta, ya ha pasado, ya es historia de tu vida.... Las grandes expediciones de casi dos meses de duración, son algo..., bueno mucho mas intranquilas para tus seres queridos, pero para ti son mucho mas complacientes y gozosas en lo que respecta a su duración. Mas tiempo de aprender, de disfrutar de lo que te gusta.
Que nada en esta vida está escrito es algo que nos gusta imaginar, y que no hay nada imposible es algo que preconizamos como si fuera la religión de los aventureros o deportistas. Pero curiosamente, yo he terminado por pensar que ni siquiera hay nada posible... y que en eso radica el éxtasis o el placer de cualquier aventura. Es cierto que en gran medida todo depende de nuestra voluntad, de esa fuerza que todos tenemos dentro y siempre convocamos ante los obstáculos, pero también en estos casos depende de agentes externos: la climatología, la orografía, un fatal error en una pisada que te lleve a una lesión, la alimentación, la hidratación, etc, etc. Muchas veces, las características propias de una expedición vienen mas condicionadas por los factores externos que por la propia naturaleza del viaje. Y te asaltan las dudas. Hay tantos factores que cuando todos se combinan y se combinan bien, llega el éxtasis, y cuando no, hay que buscar la forma de aprender de ello y seguir soñando.
Cuando estamos totalmente convencidos y motivados, tenemos el poder. Cuando estamos totalmente decididos, no hay obstáculo capaz .
Por un instante sabemos que podemos llegar más lejos, más alto, o hacer lo que sea...
De nuevo, una vez mas, un año mas, aludo a la frase de Pepe Chaverri y ya mía ¡SE VA A CAGAR! a modo de talismán, y espero pregonarla a voz en grito el día ocho a orillas del mar Báltico cuando de un primer impulso partamos arrastrando las pulkas mar adentro echando la vista atrás para despedirnos durante unos días de Rosana, Miguel, Santi y Rosa que nos estarán esperando al otro lado, en Finlandia.

miércoles, 10 de febrero de 2010

AVENTURA E INTENDENCIA

Veintitrés días para partir hacia Suecia y seguimos ultimando detalles. De nuevo unas ganas terribles de tirar adelante y salir de este cómodo círculo de tranquilidad y orden. De nuevo ganas de cederle el nervio y el entusiasmo a alguna de las cosas por las cuales me merece la pena “suspirar”: El aroma de la aventura. Muchos entramos en ese círculo sin darnos cuenta y siempre, por el resto de nuestros días lo echamos de menos. He llegado a la conclusión que la aventura no es solo estar colgado con una cuerda en lo alto de una montaña, atravesar un desierto o un mar de hielo. Al final la aventura, ese espíritu, es una especie de carácter impreso en cada persona que poco a poco vamos colonizando y cada uno debemos utilizarlo antes o después con los obstáculos diarios de la vida. Fortalecerse para vivir. Respecto a mi, mi madre tiene la teoría que esto es de nacimiento: Ella siempre cuenta que nací con esa “alteración” y se regocija en ello cuando alguien le pregunta porque hago estas “excursiones”. Cuenta que cuando yo aún no hablaba ni caminaba, huía de la cuna desatando con mis diminutos dedos una red que apostaron fuertemente atada sobre ella para detenerme después de algún que otro intento. Sorteaba la red, brincaba sobre la cama y gateando descendía todas las escabrosas escaleras de la vieja casa de mis abuelos, y me aparecía en el patio haciendo palidecer a mi abuela y a ella misma. Yo no lo recuerdo. Lo que si recuerdo es como pocos años mas tarde me pendía y me balanceaba del pequeño colgador tras la puerta del baño de casa utilizando una vieja y larga correa de mi abuelo, como años despues y sin saberlo entonces, hice escalando, descendiendo de algunas lejanas montañas o deslizándome por los barrancos... No se si como dice mi madre se nace con esa disposición, lo que si se es que un “aventurero” es alguien que aprovecha. Alguien que no teme ir en pos de sus “exóticos”quizás triviales sueños, e intentar ganarse esa satisfacción que le producen al soñarlos. Aquí os dejo el listado de comida (no pongo cantidades) que consumiremos durante los días de travesía por el hielo. Para mi siempre prima la calidad de la comida sobre el peso; una comida apetitosa es mas eficaz de todas todas tanto para el cuerpo como para el espíritu: - Botes grandes de Isostar en polvo. (Sabor naranja o limón) - Barritas energéticas Isostar de Almendras. - Geles de frutas Isostar. - Sobres individuales de Cola Cao. - Sobres individuales de azúcar.
- Chocolate. - Infusiones variadas. - Leche en polvo. - Frutos secos variados.
- Jamón (siempre indispensable) - Queso. - Secallonas. - Longaniza. - Sobres de chorizo. - Sobres de salchichón. - Sopinstan variado (caliente). - Sobres de pasta liofilizada: espaguetis, macarrones, etc. - Paquetes de pan tipo Bimbo Roll's (son como tortas finitas para crepes). Como podréis leer, no solo de aventura vive el hombre....

domingo, 7 de febrero de 2010

Entrenamiento, Constancia y Voluntad

"La fuerza no viene de la capacidad física, sino de una potente voluntad" Me quedan tan solo tres semanas de entrenamiento duro, y una a ritmo relajado. “Cuatro semanas para partir hacia Suecia”. Físico, paciente, perspicaz, fuerte y eficaz. ¿Cuanta energía tenemos…? La Voluntad, la constancia: Esa capacidad que nos mueve a hacer cosas por encima de las dificultades, los contratiempos o nuestro estado de ánimo. Esa fuerza y valor de hacer o no hacer una cosa. La voluntad es fundamental pues posibilita hacer lo que realmente deseas, y llegar a los objetivos planeados. Las cuestiones más profundas sobre nuestra existencia humana giran muy a menudo alrededor de la voluntad. El poder de elección de la conciencia, el sentir y la acción. Hace ya quince años (como pasa el tiempo), en 1995, cuando entrenaba para mi primera expedición, para finalizar la preparación semanal, los viernes por la tarde como entrenamiento intenso de la semana, le pedía su bicicleta a mi hermano y me subía a Alquezar con ella. Subir y bajar. A mi entonces me parecía una hombrada y me hacía sentir estoico y vigoroso el hacerla cada semana. Estos últimos días, mientras como entrenamiento largo subía corriendo hasta el puente de Colungo pensaba en ello. “Quince años después, sería capaz de subir y bajar de Alquezar corriendo”. ¿Soy más fuerte?. Creo que no, pero mi voluntad y mi límite lo he puesto más arriba. Creo que soy capaz. No soy más fuerte, creo más en mí mismo. Mi voluntad si es más fuerte que hace quince años… Así que como “cabezonada”, el sábado 20 quiero hacer eso: Subir y bajar a Alquezar corriendo (Algo más de 50 km), y estaré encantado de compartir este último entreno duro con quien queráis acompañarme en su totalidad o en parte, en bici o corriendo… Mi idea es el sábado día 20 salir de casa sobre las siete y media de la mañana y llegar a Alquezar entre nueve y media o diez, dar la vuelta y regresar a casa. Estáis invitados.

jueves, 4 de febrero de 2010

EL OMBLIGO

Hoy entrenando, corría por el campo como una tarde más. Corría sin miedos. Cerré los ojos como un eco del no conocer. Sin camino... Cuanto me gusta correr y pensar, reflexionar y correr. Abstraerme en una maniobra casi de meditación. Cuando finalizo, intento recordar y escribir mis reflexiones que muchas veces parecen mas aturdimientos: "La belleza, el futuro, las metas. todo, está al otro lado de un muro. Un muro imaginario que nace junto a nosotros y nos acompaña para toda la vida. Miramos arriba; miramos a un lado, al otro, y... terminamos mirándonos el ombligo. Cuidado, creo que muchas veces y en concreto en alguna etapa de la vida, si es necesario mirarse el ombligo, y así poder comprender nuestra naturaleza. Mirar dentro de uno mismo, pero para entenderse, para luego salir, y lograr lo que hay detrás de ese muro que queremos atravesar, sabiendo que al otro lado siempre habrá un nuevo muro que traspasar. Ya sea en lo deportivo o en lo personal. Los que no levantan la vista, los que no dejan de mirarse el ombligo terminan o terminamos confundiendo sabiduría con egoísmo, e independencia con exclusivismo. Gran error. Aprender a pararnos. Utilizar esa pared como un desafío y no como el problema. Dejar de pensar en que si alcanzo mis metas soy superior al que no lo hace todavía. Si consigo esto, si lo conseguimos, entenderemos que nadie puede dar lo que no tiene, y que sólo la búsqueda, el futuro, nos llevará a dejar de mirar nuestro propio ombligo y fraguarnos como personas, como pareja, como amigos, o como deportistas. "No siempre lo que tenemos en frente es todo lo que nos queda por andar" He aprendido tantas cosas buenas y malas de mi mismo y de los demás. La mayoría de los que he aprendido no son personas "iluminadas", ni reencarnaciones de antiguos pensadores. Son como yo, personas normales. Una de las mejores doctrinas posibles, es desarrollar la capacidad de aprender de esas personas normales que “aparentemente” no tiene nada que enseñar. Esas que sin decirte nada, te hablan de humildad". Me queda tanto por aprender en el futuro...
Como dice mi buen amigo Julio: “Sed felices o por lo menos intentarlo”
Queda muy poco para el Baltico. ¡Que ganas tengo!

lunes, 1 de febrero de 2010

SUDAR

En muchas ocasiones (el otro día en Madrid mientras paseábamos por un parque), y casi siempre cuando se acerca la primavera, o tras los excesos Navideños, veo gente corriendo o haciendo ejercicio casi estrujados en trajes de neopreno o ceñidos chubasqueros imagino que para sudar con la intención de perder peso rápidamente y prepararse para lucir tipo en la piscina o la playa cuando llegue el buen tiempo. Que tremendo error. Sudar mucho no es equivalente a quemar grasa, pero hay muchas personas que así lo creen, y piensan que sudando se desharán de ella más rápidamente. Utilizar prendas sin transpiración para causar mas calor al cuerpo, es muy poco saludable. Si piensas que salir a correr con ropa muy gruesa o con sudaderas casi de “plástico” va a quemar tu grasa, está en un grave error, porque lo único que está consiguiendo es cansarte más rápidamente, deshidratarte, sentirse mal, y lo peor es que sufres, condicionándote para estar menos tiempo haciendo ejercicio que si lo disfrutaras, no alcanzando el tiempo suficiente para empezar a quemar esas grasas. Cuando haces ejercicio, lo primero que pierdes son los líquidos del cuerpo a través del sudor (lo saben muy bien los que practican ultrafondo). Después, si subes el ritmo o prolongas el ejercicio paulatinamente, vas quemando azúcares y grasas, pero esto no lo consigues antes de los 15 minutos en cualquier disciplina. Lo que te permite quemar grasa es la constancia y la disciplina. Cada vez que haces cualquier esfuerzo significa un gasto de energía, entre las que se encuentran las grasas y los carbohidratos. Creo que es muy importante saber que no por sudar más, vas a quemar mas calorías y por lo tanto a bajar de peso más rápido. Además cuando el cuerpo no tiene suficiente ventilación, son mas fáciles las irritaciones o las rozaduras, porque las sales que se expulsan a través del sudor son muy abrasivas. Para ejercitarte al aire libre (gran ventaja que tenemos los que vivimos en pueblos como Barbastro) es mejor utilizar ropa cómoda, teniendo en cuenta el clima claro. Otra recomendación si tu ejercicio es moderado, es tomar solo agua para rehidratarte al terminar. No son necesarias las bebidas isotónicas, que funcionan perfectamente si tu entrenamiento se prolongan durante horas, perdiendo una enorme cantidad de sales minerales. Pero si sólo sales a caminar, o correr entre 20 o 30 minutos, o una actividad aeróbica moderada, no necesitas recuperar demasiadas sales minerales, y si consumes bebidas isotónicas, lo único que harás es acumularlas.