martes, 28 de octubre de 2008

PEPE CHAVERRI

Un verdadero soñador no es un tonto que mira el cielo mientras las horas pasan. Un idealista nunca esta ocioso; por eso se le estima, respeta o teme....o todo a la vez.
Pepe Chaverri perdió la vida el 21 de Junio del año 2000 en los Alpes, mientras yo descendía con un
grupo el barranco del Mascún, como tantas veces hicimos juntos. Fue número uno como alpinista. Piolet de oro 1993 de la FEDME junto al también querido Lorenzo Ortiz . Abrió vías de gran dificultad en paredes de Europa, América (Norte y Sur) y el Himalaya. En la Patagonia tanto argentina como chilena, en las Torres del Trango en el Himalaya, en Las Rocosas, en Alaska y Canadá. Vías hoy tan conocidas como "Cristal de Roca" en el Cerro Catedral (Patagonia) o "Armas y Rosas" en la Torre Norte del Paine, y compartimos nuestro primer intento a un 8000 en el Manaslu. Con 28 años, era director del equipo nacional de Jóvenes Alpinistas.
El año 84 conocí a Pepe, y nuestra mutua afición por la montaña en general y por la Sierra en particular nos llevó a entablar una amistad que se estrechó conduciendo los primeros grupos guiados (casi a fuerza de obstinación) por los cañones de la Sierra de Guara. Me conquistó como instructor y amigo exponiendo sus habilidades , su singularidad y personalidad.
Me aporto conocimientos que ni siquiera sabia que existían, serenidad, me contagio su paciencia, su alegría de vivir y sus ganas de perseguir sus sueños. Hizo entonces que mi imaginación volara hasta rutas salvajes, hacia lugares desconocidos y ahora su recuerdo en estos lugares hace que mi piel se
erice y siempre lo sienta cercano.
Pepe no era burócrata, y no hablaba demasiado, sin un verdadero contenido para hacerlo. Cuando lo hacia, lo hacia primero escuchando y si se manifestaba, lo hacia directo a la fibra más intima desde su propio corazón. Esa es la marca de un líder carismático.
"Podemos recuperar el terreno perdido, pero el tiempo no", decía Napoleón a sus tropas. Pepe no tenia prisa, miraba una gran montaña y decía: - ¡Se va a cagar!, y siempre encontraba las mejores condiciones para no perder la oportunidad cuando esta aparecía. Lo que se denomina "suerte" que no es otra cosa que "preparación" más sentido de la "oportunidad".
Su mayor virtud fue que no temía la osadía de sus sueños. 
Parecía pensar que cuanto más audaz es una idea, memos remordimientos hay que abrigar durante su persecución. Un personaje excepcional e inclasificable en las categorías que la sociedad impone. 
Este entusiasmo, junto a su carácter explícito pero sociable lo hacían especial. Hay personas como tu familia o tus mejores amigos, que inevitablemente influyen en tu vida, en tu carácter; pero hay otras que se cruzan en ella, y sin ellos ni tu saberlo lo hacen en otros aspectos.
Sus palabras, sus recuerdos y su imagen me envuelve cada vez que desciendo un barranco, asciendo una montaña o realizo una de estas aventuras que parecen inalcanzables y que para él eran tan familiares. Siempre ocupará un hueco de privilegio en mis abnegados recuerdos. Gracias Pepe

5 comentarios:

  1. Por lo que cuentas, un gran tipo.

    ResponderEliminar
  2. merecido homenaje. gracias por esta noticia javi.

    ResponderEliminar
  3. Hoy ya, son nueve anos, nueve anos pensando en el dia tras dia. Tras pensar en ti cada dia, nueve anos siguiendo viviendo, viajando, trabajando, sonando y realizando mis suenos. Pero este Angel (para mi eras un Angel) que cruzo mi camino en 1996, este Angel que fue mi mejor amigo, el que me ayudo, que me escucho, que me dio tanto para sentirme mas fuerte, sigo echandolo de menos dia tras dia. Hoy es un dia especial tal como cada ano que pase, se fue el dia de la fiesta de la musica, tal como para decir, "sigueis sin mi, viviendo, disfrutando et sobre todo viviendo vuestros suenos !!!" Merci Pepe d'avoir croiser mon chemin, de t'être arrêter près de moi, de m'avoir reconnue et aimer, merci d'avoir été mon ami et de m'avoir respecter mais merci surtout de m'avoir aider et redonner goût à la vie. J'aurai tellement voulu pouvoir te dire tout celà plus tôt mais je n'y arrivais pas. A chaque fois que je passais te voir, avant que tu partes en expédition, les mots restaient coincés dans ma gorge, tu te moquais de moi, gentiment, tu riais. Tu était pour moi comme un trésor, si précieux, un ange, mon ange. Tu me manque tellement parfois. Mais ton souvenir, tes sourires, tes mots, tes valeurs sont toujours là aussi présents jour après jour et le resteront. isabelribes@hotmail.fr

    ResponderEliminar
  4. Lo conocí en los Andes peruanos en 1990 junto con su amigo Chús Lasús Pividal. Justos allá subimos un par de montañas. Un gran tipo de pocas palabras, buena disposición y mucho empeño.

    ResponderEliminar
  5. Aún te echamos de menos, Pepe, porque no estás sólo en nuestra memoria, sino en lo que ya somos y nos impregna de haber caminado y soñado juntos.
    Barelli.

    ResponderEliminar