lunes, 21 de abril de 2014

I GALOPADA CERVECERA DE BARBASTRO



Alguien dijo, que la vida no se ha hecho para comprenderla, sino para vivirla:
El Movimiento Beer Runners ha llegado a España. Aunque creo que en cierta medida y en pequeños foros, a muchos lugares en general, y a Barbastro en particular, llegó hace tiempo...
La noticia es que están brotando repentinamente grupos de entrenamiento donde corredores sin vínculos entre sí, se reúnen para trotar unos kilómetros y después tomar unas cervezas. Y me parece una gran idea, ya sea cerveza, coca cola o un café.
Por ejemplo, un grupo de setenta personas cada jueves noche rueda por las anchas calles de Fishtown, un barrio situado al noreste de Filadelfia.
Al frente de ellos David April, un simpático cincuentón, que apenas lleva unos años corriendo.
A esta rutina acuden corredores de perfiles diferentes formando un heterogéneo grupo, a los que une una misma pasión: correr unas millas, y echar después una cerveza. Se hacen llamar Fishtown Beer Runners.
Este club de David April, abierto para todo aquel que quiera hacer vida sana, reír y tomar una cerveza, cuenta ya con más de 200 componentes.
Algunos no han corrido más de cinco millas en toda su vida, y otros acumulan maratones y hacen series en pistas de atletismo. Pero no importa. Cuando se ponen la camiseta, o el cariz de Beer Runners disfrutan todos juntos el running de la misma manera, con un objetivo claro: “socializarse, divertirse  y echar unas risas”.
Es curioso, pero todo comenzó un día, cuando leyendo el periódico The Guardian a David April se le encendió la bombilla. En sus páginas un profesor español de la Universidad de Granada (Tenía que ser Español...jejeje) aseguraba que la cerveza podía rehidratar de la misma forma que el agua después de hacer ejercicio.
Estoy convencido, que a muchos de los corredores habituales de este país, si nos hubieran preguntado habríamos dicho lo mismo.
Para mí, desde hace años, uno de los placeres más grandes después de correr en un día caluroso, es ese primer sorbo de una cerveza fría...
Pues bueno, él quiso comprobarlo, y por vez primera en su vida se compró unas zapatillas. De eso han pasado ya casi cuatro años. Ahora habla de running como un corredor más. Un corredor más, que después de entrenar ,prefiere una cerveza a una bebida isotónica.
" Lo nuestro es más bien un club social, donde la excusa para reunirnos es correr", comenta David. Correr y beber una caña, por supuesto.
Con esa sencilla idea David April viajó hasta nuestro país a finales de septiembre. Fue su manera de responder a la llamada de la asociación Cerveceros de España, quienes lo ficharon como embajador para difundir su filosofía de running y cerveza.
Hasta siete ciudades españolas pudieron compartir unos kilómetros con David.
El final de la actividad siempre tenía lugar en alguna carpa o un bar de la ciudad, preferentemente bares que estuvieran pasando apuros por la crisis (¡ole por la iniciativa!).
Ahora, desde hace unos pocos años, en algunos lugares se celebra un tipo de carreras.
Carreras que no aparecen en los calendarios de las revistas, ni a los que hace falta inscribirse. No hay chips, ni dorsales, ni arco de meta, ni tampoco bolsa del corredor. Lo que sí hay, es un gran ambiente.
Hablamos de las Trotadas Cerveceras. Así las bautizó alguien en algún momento de... ¿clarividencia?.
También hay Trotadas Gastronómicas. En definitiva, estos eventos se caracterizan por reunir a corredores de muy distinto perfil con el único objetivo de crear un gran ambiente en el que reina la amistad, el ambiente desenfadado y el deporte.
Las redes sociales y el boca a boca sirven como soporte. "Se marca una fecha y una hora en cualquier ciudad,  y rápidamente aparecen un montón de interesados que quieren probar y participar.
Normalmente son trotadas de 15 o 20 kilómetros y a diferentes ritmos para que nadie se quede rezagado del grupo.

Pues bueno.... me voy a lanzar a la piscina, organizando la primera Trotada Cervecera de Barbastro, a la que espero le sigan muchas mas organizadas por otros. Como buen aragonés no me importará si así fuera, ir solo, aunque sé que en cuanto lean esto acudirán seguro algunos fieles amigos, pero me gustaría invitar a cualquier persona que quiera y le apetezca.
Por proponer una fecha, y aunque sé que muchos tienen el calendario saturado de inscripciones, pre-inscripciones y planes, propongo el domingo 4 de Mayo a las 8,30 de la mañana en el parking de las huertas de Barbastro.
Salida a ritmo suave por los cercanos pueblos de Cregenzan y Burceat (unos 16 km), para terminar tomando una birra donde estimemos oportuno sobre las diez, diez y media...
Aquí queda esto. Sé que muchos, hemos hecho esto muchos domingos en pequeños grupos, pero, ¿Por qué no hacerlo en conjunto y a ver que pasa?. Quizás sea el comienzo de algo divertido... 
Orden del día, risas, deporte, intercambio de experiencias y anécdotas entre los participantes, trotando a un ritmo más bien relajado.
No hace falta conocer a la persona que llevamos al lado. Lo importante es relacionarse, y compartir carreras, anécdotas, chistes o vivencias.
Sinceramente, creo que estas lúdicas carreras se popularizaran, y pronto se harán por todas partes.
Cuando te desplaces a algún sitio, mas que el calendario de competiciones, miraras el de quedadas lúdicas donde correr, agregarte, pasar un buen rato, conocer el entorno, y a gente nueva.
Porque la soledad se admira y desea cuando no se soporta, porque la evidencia, es la necesidad humana de compartir cosas.
¿Os gusta la idea?

jueves, 10 de abril de 2014

MARATÓN DE MILÁN POR RELEVOS


Dudar de uno mismo es señal de lucidez, dudar de los demás,  de suspicacia.
Siendo mucho más lucido que suspicaz, a partir de ya, recomiendo ávidamente este tipo de carreras por relevos (que yo no conocía); por asequibles para cualquier corredor principiante, y por sugestivas divertidas y amigables, para cualquier corredor experimentado. Siempre que, como siempre, se tomen con una competitividad bien entendida.
Nosotros lo pasamos fenomenal, mucho antes, antes, durante y después. Y creo que mucho después, aún recordaremos anécdotas, lances y bromas, de este fenomenal fin de semana de deporte, turismo y camaradería.
Al finalizar, no la carrera, si no este fin de semana “largo”, fui consciente, de que suceda lo que suceda, para nuestros amigos nunca seremos simples individuos.
Porque individuo, es una acepción para gente que pasa, pero que no traspasa. Y si algo tienen los amigos, es eso, que traspasan.
Una vez nacemos, el reloj, nuestro reloj se pone en marcha, y los días y años pasan por delante como en una película.
Algunas personas se quedan en los recuerdos, y otros no dejamos de planificar y de soñar mientras ese reloj continúa su marcha imparable.
Por supuesto, siempre apreciando el momento y la oportunidad de vivir lo que tenemos, lo que nos importa, e incluso lo que heredamos, con sus bondades y sus lacras.
En este caso, el alegato era: Una maratón por relevos en Milán; El manifiesto: Cuatro amigos y sus parejas (ocho amigos); y el objeto: Un fin de semana de respiro, que si se mira bien y con tiempo, se halla muy asequible (189 € por pareja, vuelos, dos noches de hotel con desayuno, e inscripción).
Después, simplemente, ganas de disfrutar de todo: de la carrera compartida, del turismo, de la gastronomía, sobre todo de la compañía, y nada puede salir mal.
MILAN, como todos sabemos, es la marca líder en fabricación de gomas de borrar, pero también una gran y bonita ciudad de Italia, que he de indicar, que me ha sorprendido gratamente.
Pasear desde Porta Venecia por la calle de la moda milanesa (Corso Venecia), hasta el fantástico Duomo, (la Catedral) (la tercera más grande del mundo católico tras San Pedro del Vaticano y Sevilla)con una temperatura excepcional, y subir (algunos...) los preceptivos 250 escalones  para divisar desde su formidable techado las espectaculares vistas de la ciudad; o pasear por la Plaza, y la Galleria Vittorio Emmanuelle II rumbo a Vía Dante, y al Castello Sforzesco, junto al cuál termina la carrera, no tiene precio.

La carrera:
A las 8 salimos del hotel y tomamos el metro.
Todo el equipo me acompañó a la salida en la feria de Milán a unos 10 Km. de la ciudad ( corredores y animadoras).
Allí se evidenciaban los nervios de gesto, que en todo momento desde hace algún mes, nos encargábamos de estimular convenientemente. Sobre todo, como ya conté en la anterior entrada, al relevo numero dos (José Hernán), pues la previsión era que yo corriera a unos 3’50” km, y él en el suyo, rondaría un minuto mas por kilómetro, siendo rebasado por... (él profetizaba), cientos de corredores.
Desde la salida del metro hasta la zona de comienzo del Maratón, unos 15' caminando. Antes, a las 9,15, han dado la salida al maratón.
A las 9.30, ya me han dejado solo y comienzo a calentar.
Son las 9.45, y esto va a comenzar. Mi relevo trascurre por las afueras. Ya estaba preparado mentalmente para ello, y por ello no se me hace pesado, aunque si por un ritmo excesivo de comienzo. Es lo que tiene eso de: - “¡Va total, solo son poco más de 13 km!”. Como cambian las perspectivas...
Esto de que sea menos distancia, ha hecho que sin querer rodara los primeros tres kilómetros a poco mas de 3’35”, y mi fuelle en estos momentos no está para tanto, así que me cuesta casi otros tres recuperar aliento bajando el ritmo.
Mi relevo fue ligero, y cumplí mi cometido lo mas dignamente que el fuelle me permitió con el entreno que llevo, llegando a boxees (largo pasillo fragmentado  con letreros de números por centenas, donde esperaba en el correspondiente casillero tu relevo)  tras correr mis 13,5 Km. en 52 min. (a 3’51”).


Allí junto con nuestras animadoras de excepción (Rosana, Merche y Eugenia), y el capi Rafa, estaba José pegando saltitos y gritándome con una artificiosa sonrisa que evidenciaba sus nervios.
Colocarle la pulsera con el chip del relevo, aparentó colocar pólvora en un mosquete, porque salio como una galopante bala.
Posteriormente, diez kilómetros mas tarde Paco, y por último tras otros diez más y Rafa afrontaba los 8,7 finales
A él, lo esperamos para reagruparnos a 500 mts de la llegada,  y traspasamos la línea de meta  los cuatro alineados, cogidos de la mano con los brazos en alto y muy felices, en 3h10m. Sorprendidos con el puesto: 111 de los 2200 equipos; primeros españoles de 15; y terceros no italianos.
No me quiero extender en muchos detalles, porque vale mas una imagen que mil palabras, y gracias a mi nueva afición de “cineasta” de Pro… de GoPro, aquí tenéis “mi película” del fin de semana para haceros una idea. Espero que os guste.
Tan solo puntualizar que algún día moriremos, si. Así que vivamos la vida lo mejor posible.
Tiene poco sentido estar pendiente de ese cuando nos llegue la hora, si  no somos capaces de vivir el ahora, y contemplar lo maravilloso que es el mundo y la gente que nos rodea.
Ahora, en este momento de mi vida, pienso que lo más importante de la Vida y la Muerte, no es lo que suceda después de abandonar nuestro cuerpo, si no lo que hacemos con él mientras vivimos. Él disfrutarlo y aprovecharlo.



martes, 1 de abril de 2014

NOS VAMOS A MILÁN



No sé bien como explicar esta historia, pero si como terminará... ¡Bien!.
Hace casi siete años, mientras me preparaba para la participación en el maratón de Sables, mi destino (el bueno), quiso cruzarse con el de tres figuras que por entonces preparaban su primera maratón.
Tres amigos heterogéneos de distintas generaciones, a los que aparentemente ese objetivo común, había hermanado.
Inmediatamente, observé que era mucho más. Que en realidad estaban unidos por ese etéreo cordón de aprecio, afecto y camaradería, que de vez en cuando y sin saber bien porque, nos vincula a ciertas personas, fraguando una amistad.
De igual forma, los siguientes años compartieron nuevamente conmigo muchas horas de mis entrenos para la Yukon o para la Jungle, y lo más importante, muchas risas, y en cierta forma esa camaradería y amistad.
Al poco, también se unió Luis “el Vizconde” y su perra Nika que locamente enamorada de José Hernán, nos salvaguarda mientras corremos por los caminos.
Quedadas, entrenos, almuerzos, carreras, cines, y gastro-cines (Cenas en las correspondientes casas, mientras vemos una película).  Y poco a poco, he de decir, que les cogí mucho cariño...
Incluso uno, Paco Ornitorrinco, sagaz y metódico, abrazando mi propuesta, concluyó igualmente la maratón de Sables, suscitándome un orgullo difícil de expresar.
Hace dos años, como si de la celebración de nuestro compromiso común se tratara, cuatro nos inscribimos al maratón de Nueva York. Y aunque no pudimos correrlo por los devastadores efectos de huracán Sandy, pasamos unos días espléndidos de deporte, convivencia, esparcimiento, jolgorio, risas y amistad en la gran manzana.
Pues bien; Rafa, que es el mayor de edad, que no de compostura, llevaba mucho tiempo insistiendo en que, con la excusa, viajar juntos a algún lado y correr en equipo un maratón “por relevos”.
Así que, dicho y hecho; Hace algo mas de cuatro meses, se presentó con la historieta de Milán, y su maratón por relevos.
Cuatro relevos (Paco, José Hernán, Rafa y yo mismo), un viaje en familia y entre amigos de fin de semana, y de base, la bonita ciudad italiana.
Luis, que lo teníamos de reserva, e incluso pudo pasar a la titularidad, por desgracia no puede venir.
A partir de aquí, y una vez resueltos a ir este próximo fin de semana, comenzaron los preparativos, escrutinios y estrategias, y por tanto comenzaron las risas, (de los cinco), estimulados por el sueño de nuestro capitán Rafa, cuyo anhelo (a su edad) aún es  bajar de tres horas en el maratón: -“¡Aunque sea por relevos!”...
LA ESTRATEGIA:
Trabajo en equipo.
Primer relevo (13,5 Km.) me lo han asignado a mi a dedo. Para ir bien, debería exprimirme a tope y lograr hacerlos en mis mejores cronos, rondando la distancia en un tope de unos 50 minutos. Esto abriría el abanico de probabilidades y expectativas, pasando la patata caliente al siguiente relevo...
El segundo tramo (10 Km.), lo correrá José Hernán  “Croasannelasy”.
Si todo fuera bien hasta allí, él se sometería al lance de encontrarse en un plano de carrera que no es el suyo, debiendo sobrellevar la sugestión y el desconcierto de que, como él dice, y cito textualmente: - “Pisoteen por atrás como una manada de bufalos”.
Venciendo esta inconveniencia, deberá intentar realizar su tramo en su mejor crono de 10K; unos 44 minutos. Yo opino, que el estar en una ámbito  de carrera más rápido al suyo, le beneficiará, y lo conseguirá.
Esto mismo, lo deberá refrendar y/o mejorar en su tercer relevo (10 Km.) Paco “Ornitorrinco desérticus”, para así, entre los tres, facilitarle al “Capi” Rafa, un margen suficiente de algo mas de 40 minutos, para que en sus (8,7 Km.) finales, pueda exprimirse como jamás.., Ni cuando fue portero titular del equipo “Deportes y Piscinas de... no sé dónde”, ni cuando hizo la mili en Chafarinas, ha hecho. Y así, en el crepúsculo de su biografía, pueda culminar su sueño mientras nosotros (a no ser que nos permitan entrar junto a él), lo vitoreamos, azuzamos y preparamos el desfibrilador en la línea de meta. ¡¡ ja ja ja!! .
Esta es la estrategia que llevamos preparando mas de dos meses, y aunque realmente es muy difícil que lo consigamos, lo que no tenemos duda es que será un fin de semana antológico como siempre, donde se fraguará aún más esta amistad nacida de la providencia, y se proyectaran nuevos fregados.
¿A que viene todo esto?. Pues simplemente ratificar que el deporte te da, te aporta muchas cosas, y en muchos aspectos: Salud, voluntad, satisfacciones, cultura, experiencias, conocimiento de ti mismo, y... “amistades”.
Relaciones de amistad con gente con la que seguramente, a no ser por este aspecto de tu vida, nunca hubieras tenido nada que ver.
Somos sociables por naturaleza; nacemos, crecemos y nos desarrollamos en el trato social con los demás. En la mayoría de los casos, son nuestras familias quienes nos proporcionan ese cariño, fidelidad, y apoyo incondicional que necesitamos; pero son los amigos los que nos aportan esparcimiento, pluralidad, objetividad, la posibilidad de compartir algunas aficiones, y con todo ello, el poder evadirnos de los problemas diarios.
Con los años, la mayoría tendemos a volvernos discretos, obsesivos, individualistas, o quizás egoístas. También nos volvemos más inflexibles, y mucho menos tolerantes y comprensivos, y por todo esto nos cuesta mas hacer nuevos “buenos” amigos, e incluso mantener los de siempre.
Necesitamos amigos para correr, ir de excursión, para salir de cañas, si, pero también, y con los años más, amigos para reflexionar, hablar, enfrentarnos al dolor y las frustraciones.
Amigos que te ayuden y ayudes a tomar decisiones, porque necesitáis ambos de vuestra mutua experiencia, sabiduría o el conocimiento que proviene de vuestro entorno.
Resulta muy habitual descubrir una relación superficial y trivial en amigos de toda la vida, en la que compartir el ocio es la única práctica, y por otro lado otros mas distantes o recientes, surgen para conllevar contigo y tu con ellos una complicidad tan reciproca y única, como valiosa y sorprendente.
Muchas veces los mejores no son los esperados sino los inesperados...
Todas las personas nacemos como algo único, pero la mayoría mueren o moriremos como una réplica, por no tener esos buenos y verdaderos amigo al lado. Si no los tenéis, no dejéis de buscar, porque haberlos, hailos...

martes, 25 de marzo de 2014

"QUIEN MAL EMPIEZA, BIEN ACABA"

Foto de ALBERTO CASAS
En este caso, voy a cambiar el refrán y pensar que quien mal empieza bien acaba.
Carrera del Ebro (Zaragoza) (30 Km):
Hacia varios años que quería acercarme a esta carrera, porque aparte de hablarme bien de ella y su organización, transcurre por unos campos confinados (Campo de Maniobras de San Gregorio ) que, siendo civil, tan solo puedes recorrer de esta manera. Y me encanta ver paisajes inéditos para mí.
Tres días antes, el jueves cuando terminaba mi habitual rodaje de 15 km, y como siempre sin avisar, me dio un penetrante pinchazo en el gemelo izquierdo. Apenas hacia dos semanas que rodaba sin molestias tras la rotura de fibras del contra muslo, y....
Están empezando a mosquearme mucho estas reiteradas lesiones musculares que se me reproducen en cuanto empiezo a coger ritmos vivos...
¿Mis músculos no tienen la elasticidad o eficacia suficiente para este tipo de esfuerzo?... No sé; si alguien conoce algún remedio, que no sean los estiramientos, que los hago escrupulosamente, o el apuntar:- “Corre mas despacio”,  que me lo cuente.
Pues eso, que tras esta reiterada eventualidad, reposé viernes y sábado, y el domingo viaje con mis amigos Paco, Luis y David a Zaragoza. No podía faltar, porque además, gracias al favor de la organización, admitieron mi inscripción el pasado lunes.
Allí, en el polideportivo del Actur donde se da la salida, también nos reunimos con un montón más de amigos del Club Atletismo Barbastro con Fernando su presidente a la cabeza, y además saludé a otros tantos amigos como el bueno de Mariano Navascués o Chema Belio. ¡¡Que gustazo ver  tantas caras conocidas en un contexto tan vital!!.
A las nueve sin mucho preámbulo, se dio el pistoletazo de salida a los creo que "1000 participantes" (se agotaron las inscripciones), y ya en el primer kilómetro, debido a la molestia en el gemelo, estuve a un suspiro de parar, pero pensé: “concédele un poquito mas de tiempo a ver si...”.
El día pestoso, desapacible por frío y ventoso, tampoco ayudaba a calentarse, vivificarse, ni hallar un ritmo cadente y confortable, en el que sentirse medio bien.
Pasaron los primeros cinco kilómetros, y baje ritmo buscando buenas sensaciones, mientras ya en mi mente merodeaba la idea de parar y esperar a alguno de mis compañeros.
Al disminuir ritmo, me alcanza por detrás una grupo de soldados, que marchaban casi en formación, con algún estratégico propósito de ganar algún lugar de privilegio en la clasificación de equipos militares.
Este grupo, por corpulentos y ensamblados, me parece un buen resguardo para protegerme del viento, así que me acoplo a ellos; y disimuladamente, como el que no quiere, entre ellos...
En el kilómetro, 11, cuando marcho en medio de este pelotón a ritmo cómodo, casi de golpe, me descubro con trote fácil y confortable, y la penalidad del gemelo acallada.
Sin forzar demasiado, estiro la zancada, y al poco coincidiendo con una pronunciada bajada, donde un aire encauzado y frontal, de tan fuerte casi te detiene, los dejo atrás.
Me encuentro bien, y mi rodaje ahora es cómodo, así que voy cogiendo ritmo y trazando la estrategia de reservarme en cierta forma hasta el Km. 21, donde en el perfil había visto que terminaban prácticamente las cuestas y era zona de llaneo y bajada hasta la línea de meta.  Hacia días que no trotaba 30 Km., y prefería  guardar para el final.
Ya en el fondo de esa especie de hondonada, la carrera cambia de dirección, y el aire deja de atormentar, así que de manera cómoda y ya disfrutando del trote y el yermo y leonado paisaje, que ahora es como una agradable y desvestida acuarela  castaña y glauca, me planto en pronunciado ascenso en el  km 20, y por un falso llano hasta el 21, donde vislumbro el llaneo y descenso de nuevo hacia Zaragoza.
Mis fuerzas están bien; a ciencia cierta, por haber reservado al principio sin querer... o a la fuerza, muy bien.
Así que voy incrementando mi rimo, marcándome pequeños y arbitrarios objetivos de captura. Ahora a por este, ahora a por aquel, y voy evidentemente bien, porque alcanzó todo el rato al corredor precedente, hasta cruzar la línea de meta en 1h 17m, satisfecho y contento.
Conclusión: Carrera muy recomendable para los adictos y ponderados, que a menor escala me recordó a los 101 de Ronda.
Buena organización e infraestructura, como no puede ser menos cuando detrás están los medios humanos y logísticos del ejercito.
Una carrera con voluntariado civil, puede rivalizar con los medios humanos, e incluso mejorarlos al puntualizarlos con un perfil más familiar y afín al corredor, pero desde luego no con los medios logísticos.
Por poner un pequeño pero, en un día caluroso, me gustaría saber si no sería necesario algún avituallamiento liquido intermedio más.
Yo pondría uno cada cinco kilómetros, pues como reseño, en el ámbito logístico no creo que les suponga ningún problema hacerlo. Por lo demás perfecto. Una buena mañana de deporte y convivencia en un lugar que por despoblado y yermo sorprende.
Si ahora preparara Ronda, tendría clara esta carrera como un excelente preámbulo, para después entrenando gradualmente combinarla con la “Jorgeada” (22-Abril) (75km) Zaragoza-Huesca.