martes, 16 de diciembre de 2014

RUMBO




http://lasonrisadehugo.org/Cuantas veces he escrito esta frase: “Si quieres ver el arco iris tendrás que resistir la lluvia”.
Solo han pasado cuatro semanas desde que me extirparan el cuerno posterior del menisco interno, y este pasado domingo, con consentimiento de María (mi físeo) he podido rodar (tan solo cinco kilómetros despacito) pero sin ningún tipo de molestia en la rodilla.
Ahora a ser sensato, no entusiasmarme demasiado, descansar y pausar estos pequeños rodajes, tomándolos como lo que son: Rehabilitación. ¡Lo haré María!
Pero, está claro que si sigue así, en no mucho tiempo mi rodilla estará al cien por cien.
Tras regresar hace poco más de un mes de Himalaya, y anunciar sorpresivamente (para algunos, otros no) mi abandono de la organización de la Ultra Trail de Guara, mucha gente me pregunta que planes tengo. –“Tu siempre estás maquinando algo”, me dicen.
No tengo ningún plan clandestino ni secreto. Como siempre, lo que me pide el cuerpo y el corazón:
Me planteo en breve, organizar; más bien ser portavoz (a petición de mucha gente desde hace meses) de la “II Quedada Cervecera en Barbastro”. 
Usease, convenir y quedar todos los que quieran apuntarse y de cualquier nivel, un domingo cualquiera por la mañana, para realizar un rodaje de unos 15 Km. a un ritmo que permita hablar, sobre todo reír, pasarlo bien, compartir, y además de mantenerse en forma, terminar brindando con una cerveza en algún bar y hacer amigos (se admiten propuestas para que no piensen que tengo comisión ;)).
También si, ya estoy determinando y proyectando junto con viajes Barceló de Barbastro, la aventura compartida del próximo año 2015, que casi con seguridad nos llevará, caminando durante seis días por las montañas Peruanas hasta Machu Pichu.
Entre medias, como siempre manifiesto, lo que improvisadamente me pida el cuerpo: Escalar, correr alguna carrera que me haga tilín, hacer o grabar barrancos, etc, etc. En resumidas cuentas, disfrutar.
Y sí, hay algo más, que también he llevado en la cabeza desde hace algunos meses cuando me enteré de la noticia, y no podía quitármelo de allí: Se trata de intentar organizar algún tipo de evento, tipo carrera solidaria “no competitiva” y con dorsales totalmente simbólicos, para ayudar económicamente a Hugo (La sonrisade Hugo).
No lo había sugerido aún, hasta hablar con su familia. Anteayer, pude hablar con su padre, proponérselo, y le pareció bien la idea.
Para esto si pido/pediré colaboración a todos los clubes, asociaciones, y personas que quiera ayudarme a llevarlo a cabo, seguramente hacia el mes de abril o mayo.
Mi idea preliminar, es más o menos esa: Realizar una carrera solidaria (caminando o corriendo), hasta por ejemplo el Monasterio del Pueyo y bajar (lugar emblemático),  abonando un alegórico dorsal solidario, cuyo dinero vaya a parar a la familia de Hugo, para ayudarles aunque sea un poquito a tratar su enfermedad. Ojala pudiéramos hacer mucho más.
El verdadero deportista, el aficionado, aquel que desarrolla el deporte que le gusta como un medio para encontrar un punto de equilibrio corporal, pero sobre todo mental, ha de aprovechar cualquier oportunidad, no para ganar medallas ni a nadie, sino primero para disfrutar, ahondar en sus limitaciones, y como no, como sería en este caso, si es posible para ayudar, y de paso ayudarse  si mismo a ser mejor persona. ¿No creéis?
Pues eso... una vez publicada aquí la idea, la iremos desarrollando poco a poco.
Así que planes nunca faltan... De eso trata el oficio de vivir.


lunes, 8 de diciembre de 2014

AL MENOS INTENTARLO



Tres semanas desde mi operación de menisco.. Tan solo a tres semanas y ya entra un indeterminado estremecimiento como de ansia. 
Pero soy consciente que todo llega, y cuando te das cuenta, ya ha pasado, ya es historia de tu vida....
Nada en esta vida está escrito es algo que nos gusta imaginar, y que no hay nada imposible es algo que preconizamos como si fuera la religión de los aventureros o deportistas.
Pero curiosamente, yo he terminado por pensar que ni siquiera hay nada posible... y que en eso radica el éxtasis o el placer de cualquier aventura; o de la vida misma.
Es cierto que en gran medida todo depende de nuestra voluntad, de esa fuerza que todos tenemos dentro y siempre convocamos ante los obstáculos.
Es cierto que cuando estamos totalmente convencidos y motivados, tenemos el poder. Cuando estamos totalmente decididos, no hay obstáculo capaz .
Ya he salido brevemente en bici cuatro días (hoy mas), y eso que la muleta la dejé el martes, y comienzo mañana la rehabilitación…
Ya sueño con el impulso del cuerpo; con las percusiones en el suelo devolviendo esa sensación de seguridad apuntalada en los huesos que durante todo el recorrido te estimula los focos de tu propio asentimiento, tu cerebro, o simplemente la satisfacción de sentirme libre de nuevo corriendo por el campo.
Los beneficios físicos, los tengo bien definidos y son muy importantes, pero los mentales, los psicológicos los encuentro mucho más sobresalientes y valiosos. Es en momentos de parón es cuando más cuenta te das.
Aún queda un ligero "estrés" diría yo en la rodilla, pero no me importa. ¿Que menos a tan solo tres semanas de la operación?
Este camino ha servido para decidir, descubrir necesidades, para reconocer fronteras, para pensar, soñar y desde luego para apreciar lo vivido y saborearlo.
He despertado de esta pequeña operación de menisco con una sonrisa, y con muchas ganas. Es hora de volver a calentarme al sol, de volver a estremecerme con los sentidos, con los olores, con los amigos.
Es hora de volver a intentar hacer lo que te pide el corazón. 
Sin prisa, sin agobios, sin metas ni límites. No hay nada racional, nada que explicar, pero si sé que me ha removido por dentro, que ha hecho que vuelva a levantar la cabeza para mirar al cielo. Todo lo necesario para mirar hacia delante con una sonrisa.
Nos conformamos y aventuramos comprendiendo que cada día que pasa no volverá, y si vuelve, nunca será igual; acaso mejor, tal vez peor, pero nunca igual.
Para terminar estas reflexiones de lunes, copio a mi buen amigo Julio: -"Sed felices, o al menos intentarlo".

lunes, 1 de diciembre de 2014

MI ADIÓS A LA UTGS (Ultra Trail Guara Somontano)


Casi siete años. Seis ediciones.
Hace eso, casi siete años, yo terminaba de participar en el maratón de Sables, y recibí la llamada de unos chicos de Lérida que querían reunirse conmigo y conocerme.
Por teléfono ya me expusieron su deseo de, contando conmigo, intentar organizar una gran Ultra Trail en la Sierra de Guara.
Me reuní con ellos, totalmente escéptico, y con intención de manifestarles que no contaran conmigo. La Sierra de Guara era y es algo tan apreciado por mí, y no quería ser cómplice de una prueba masiva que pudiera damnificarla en ningún sentido.
Pero, conectamos. Sus intereses, su filosofía y  apegos, coincidían plenamente con los míos.
Encajamos, me convencieron, y me impliqué junto con ellos para intentar llevarla a cavo.
Por entonces, hace casi siete años, en pleno proceso evolutivo de este tipo de carreras en nuestro país, ¿quien mejor que nosotros, para organizarla, que éramos corredores y además amábamos y respetábamos el territorio?.
Sino, pensé, vendrá alguien, y lo hará igualmente pero sin ningún tipo de juicio ni contrición.
Por esto, nuestra primera convenida formalidad, fue el acordar no exceder “nunca” un numero determinado de participantes, para preservar este medio natural privilegiado que tanto queríamos... “carrera ecológica y respetuosa con el medio natural”.
Poco a poco, y dentro de las posibilidades de cada uno (las mías menos, pero nunca he engañado a nadie...), cada uno fuimos ocupando nuestro lugar, nuestro rol, dentro de este creo que compensado equipo.
Y las carencias e inexperiencias organizativa de las primeras ediciones, las suplíamos con camaradería, mucha pasión y diligencia, bien rodeados de amigos que como voluntarios se sentían afines e identificados con nosotros y la carrera.
Y según nos manifestaban cada año los participantes, esto se reflejaba muy mucho en el resultado, y se traducía en las ganas de proseguir y seguir mejorando.
Cada año se subsanaban los errores que involuntariamente hubiéramos cometido, y al año siguiente estos ya no se repetían.
Hasta el clima se confabuló con nosotros, y en un mes tan inestable como octubre, siempre nos ha hecho buena meteorología.
Año tras año, la prueba reina y las dos distancias anexas que después instauramos, han progresado en todos los sentidos, y de una carrera entre amigos y para amigos, de deportistas para deportistas, se ha convertido en un emblema comarcal, y una de las carreras mas y mejor consideradas del calendario Ultra Nacional.
La prueba se ha difundido, ha crecido, y ha sido un éxito. Eso está claro.
Pero en lo que a mí respecta, ha sido al revés. Cada año he sentido proporcionalmente a su crecimiento, que me cuesta mas cumplir todos los propósitos iniciales, y mantener ese espíritu de humildad, amistad y confraternización que siempre yo, y creo que todos, hemos sentido dentro de la misma.
Quizás esté equivocado, o acaso solo sea un romántico que se ha quedado estancado en los orígenes de un deporte que conoció y le apasionó por esa impresionable épica personal, aventura y camaradería, que ahora en muchos casos se ha perdido.
Un deporte, que... lógicamente se ha popularizado, y seguramente ha evolucionado. Pero yo no lo he hecho con él.
No lo he hecho ni como corredor, ni como parte de una organización más circunspecta y estricta, y menos quimérica, emocional y enardecida. 
Ahora, y seguramente así debe ser, se deja a un lado el romanticismo, incluso la épica, y  es más un medido cálculo de apariencias, intereses, reglas, sponsors y muchas pluralidades en general, tanto de participantes, como de promotores u organizadores.
Y al menos yo, no me siento ni cómodo, ni para nada identificado en esos contextos. ¿Soy raro?, ¿Un romántico?, O... ¿simplemente un venerable imbécil?. ¡No lo sé!.
Pero soy yo mismo, mis ánimos y determinaciones. Y lo bueno de esta vida, es que puedes y debes tomar decisiones. Al menos tienes ese pequeño poder.
Decisiones que acertadas o desafortunadas, sean consecuentes contigo mismo y tus ideas a cada momento.
Pienso, siempre he pensado, que la prueba ha tenido éxito, no por seguir los protocolos establecidos, ni las acciones disciplinadas de otras carreras.
Ha sido porque hemos reflejado en ella nuestro cariño y nuestra pasión. Ha sido por todos nosotros (organizadores, voluntarios y corredores), que cada uno a su manera ha contagiado a su entorno inmediato creando una enérgica rueda de buen rollo.
En todo lo que hago, (fuera de mi vida laboral), nunca me mueve nada mas allá de una amistad, la pasión, una afición, o las enormes ganas de compartir todo ello con los demás.
Así que, muy satisfecho de haber puesto “mi pequeño” granito de arena, he decidido dejar de formar parte de la organización de esta carrera en mi querida sierra de Guara.
Eso sí, quiero dar las gracias sobre todo, a todos aquellos, que por vuestra amistad conmigo, me/nos habéis ayudado desinteresadamente de año en año; A mi club de siempre montañeros de Aragón Barbastro, y tantos otros; y claro, como no a mis colegas de organización Kike y Santi que pensaron en su día en mi, por estos seis estupendos años de Ultra de Guara, que sin ellos dos, hubieran sido totalmente imposibles.
Subrayo que es una decisión algo amarga por la nostalgia, pero muy meditada, firme y totalmente personal.
Justificada, acertada o equivocadamente, únicamente en mi conciencia, mis ideas, y mis “inquietudes personales”.
Desde que nos juntamos hace casi siete años, y diseñara y dibujara el popular logotipo de la carrera, siempre la he sentido mía/nuestra, y especial..., pero ahora ya no la siento así.
Ha sido otra etapa mas en mi vida que me ha aportado mucho. Pero ahora vendrán otras nuevas y apasionantes. Los recuerdos de ayer durarán toda la vida. Hay que guardar los mejores, y olvidar los demás.
Os deseo lo mejor:
Javi
Salida de la primera edición
El gran Fidel Martí
Toda la noche en meta (Lo que mas me gustaba)

Primeros corredores locales que se atrevieron
En mi caso, aquí, y con esta gente, nació la UTGS

lunes, 24 de noviembre de 2014

PAUSA



Como siempre digo, los sueños existen para intentar hacerlos realidad...y yo ya desde hace años duermo solo para descansar, y me despierto para soñar.
Intento ver cada noche como un misterio a resolver, y cada día, como una nueva oportunidad de aprender, vivir, y ser feliz.
Me di cuenta que mi único rival no son más que mis propias limitaciones, y que enfrentarlas es la única y mejor forma de superarlas y progresar.
Ahora, que recién acabo de pasar por una artroscopia en la rodilla izquierda, para extraer el cuerno posterior del menisco interno, que se había roto la semana de la media maratón de Barbastro; Ahora, tras una semana ya confinado en casa con muletas, intento hacer uso de esas doctrinas. Lo más difícil, como siempre, negociar conmigo mismo la aceptación, la paciencia y rehabilitación. Sin quejarme, pues gracias a una inyección de acido hialurónico, y algo de prudencia, pude acabar mi gran cita del año, “El Kala Patthar”.
Entre tanto …¿Desandar lo andado?. Por dentro sabes que no es así, pero cada interrupción por inactividad, a los que somos activos, da miedo y algo de ansiedad.
Y no hablo de perder la forma, sino de no poder hacer lo que más te gusta hacer, lo que té serena, té renueva y té contenta.
Hace ya tiempo que dejó de importarme ganar, perder, e incluso participar. Descubrí que no era el mejor en nada, ni más que nadie.
“A las cuatro y media de cada mañana, el preso político más famoso del mundo Nelson Mandela,  se levantaba, hacía su camastro, y corría durante una hora en una celda de menos de nueve metros cuadrados. "Estuvo prisionero veintisiete años..."
Así, con algo tan simple, Nelson Rolihlahla -"alborotador"- Mandela , pudo soportar sin volverse loco más de un cuarto de siglo de cautiverio.
Que descomunal inteligencia emocional debía tener este hombre para aguantarse, dominarse, vencer, y además de todo esto, posteriormente perdonar.
Cuando estoy así, confinado en casa, recuerdo esta historia…Así que no pienso quejarme por estar lesionado y no poder salir a correr durante unos...¿días?...¿Mes?.... Cada acción tiene su consecuencia.
Ya llegará. Como siempre ha llegado.
Está más que claro, la mente está en cada uno de nuestros actos, en nuestras decisiones, en nuestra forma de pensar y de ver la vida.
Controlar la mente se basa en mantener un equilibrio, en saber jugar con ella, dominarla.
Superar un tiempo de parón, de lesión, también es como correr y también es un buen entreno: Coger algo al principio muy duro, y poco a poco ablandarlo, necesitando más distancias o más velocidad...
Controlar la mente, tus congojas, es una de las grandes claves de todo. Transmutar: Oportunidad para pensar, tomar decisiones, charlar con amig@s, hacer planes, leer, ver cine, dibujar, o… escribir.