miércoles, 15 de noviembre de 2017

AMIGOS LEGÍTIMOS



Seguramente harás amigos durante toda tu vida, pero muy pocos serán tan significativos como tus amigos de la infancia.
Un fin de semana donde nos hemos juntado casi todos en el espectacular y acogedor hotel L`Abadia de Sieste propiedad de Nano, uno de esos mejores amigos de toda la vida,  condimentado con un buen jamón (cortesía de Juan), una excursión, y la participación de todos para realizar juntos lo mismo un fregote, una comida o un baile, resulta un fin de semana que confirma esto que llevamos años legitimando:
Que los amigos de la infancia, los de siempre, son quienes nos devuelven a aquellos maravillosos y mágicos momentos, y aún ahora ya maduros, nos recuerdan que tenemos una parte divertida, juguetona, ingeniosa y alegre que por las circunstancias de la vida alguna vez descuidas o callas.
Porque con ellos posees un vínculo incondicional que se alimentó en recreos, excursiones, campamentos, travesuras, primeros amores, discusiones y reconciliaciones, todo tan sincero como inocente.
Porque con ellos no tienes que guardar las apariencias, ni fingir, ni intentar ser quien no eres, porque te conocen perfectamente desde siempre.
Tanto, que aunque no te hayan visto en meses, con tan solo mirarte a los ojos están dispuestos a preguntarte: -“¿Té pasa algo? ; ¿Estás bien?”.
Y es que el concepto de amistad que se tiene durante la infancia es tan simple, que no existen los sentimientos de rencor, resentimiento, o celos como cuando eres adulto.
En la familiaridad, en la esencia y en el talante, se reconoce perfectamente que nos secundamos mutuamente durante esos complejos años de crecimiento, cambios  y desorden  hormonal.
Y aun ahora, estar con ell@s te hace sentir como más seguro. Como salvaguardados. Porque sabes que son los que, pase lo que pase, nunca te dejarán tirado.
Así es. Si esa amistad  ha conseguido prolongarse hasta la edad adulta como es nuestro caso, se convierte en la mejor medicina para tu autoestima si estas desmoralizado, para arrancarte una sonrisa si estas abatido,  o esperanzarte ante los problemas sí estas pesaroso.
Porque junto  a ellos aprendiste qué es la confianza. Y no solo aprendiste a confiar, sino a demostrar que también eres de fiar, viendo la responsabilidad que se tiene hacia una persona que confía en ti.
Ellos son los primeros que nos guardaron las espaldas, con los que formamos las primeras pandillas, y con quienes compartimos esas primeras dudas que nos provocaban sonrojo.
Son la familia que elegimos.  
Nos conocen bien, y fueron los primeros en distinguir y señalar nuestros puntos fuertes y débiles. 
Los primeros en comprobar nuestras incompetencias, nuestra testarudez o nuestro carácter, y aun así contaban con nosotros y siguen contando.
Y es por eso, por lo que nos ayudan a aumentar la autoestima. Porque  siempre nos recuerdan que merecemos la pena.
El significado de la amistad es algo que se establece en la infancia y estas primeras adquisiciones influyen y de qué manera en el desarrollo posterior.
Y el destino pone a muchas personas en tu camino, pero solo las mejores permanecen para siempre.
Un fin de semana espectacular,  de repetir. De amigos legítimos.

miércoles, 8 de noviembre de 2017

AMOR PROPIO

Viajar es vivir.
Así que vayas donde vayas, ve con todo tu corazón, porque no hay ningún viaje que no cambie algo en tu vida.
 
Hace muchísimos años, vivía en la India un sabio, de quien se decía que guardaba un cofre mágico con un gran secreto en su interior.
Se murmuraba, que ese misterioso secreto oculto en el cofre, era lo que le hacia ser un triunfador en todos los aspectos de su vida.
Tanto era así, que lo calificaban como el hombre más feliz del mundo.
Muchos reyes y potentados, envidiosos de él, le ofrecían dinero y poder a cambio de su cofre y su secreto, e incluso intentaron robárselo alguna vez pero sin éxito. Nadie de los que registraron su casa hallaron el codiciado cofre.
Esos individuos por el contrario, eran cada día eran más infelices, por que el ansia la propia codicia y la envidia no los dejaba vivir.
Y así pasaban los años; mientras el sabio era cada día mas y más feliz, y los que lo observaban resentidos y envidiosos, cada dia mas desdichados.
Un día llamó a su puerta un niño. Cuando abrió, el menudo y desaliñado niño con una generosa sonrisa le dijo resuelto:
- "Señor, yo de mayor quiero ser inmensamente feliz al igual que usted. ¿"Por que no me explica que debo hacer para lograrlo?"
El sabio, al distinguir la candidez y pureza del niño, le contestó:
-"A ti si te descubriré el secreto que guardo para ser feliz. Pasa, siéntate y presta mucha atención.
Sosegada y agradadamente comenzó a explicarle:
- "En realidad secreto para ser feliz no lo guardo en uno, si no en dos cofres.
Uno es mi mente y el otro mi corazón.
Y el gran secreto que albergan ambos no es otro que una serie de pasos que debes seguir a lo largo de tu vida".
Entones pacientemente, le explicó:
- "El primer paso, es saber que existe la presencia de Dios en todas las cosas de la vida (sea el Dios que sea...), y por tanto, debes darle gracias por las cosas que tienes.
El segundo, quererte mucho a ti mismo, y al levantarte y al acostarte todos los días manifestar: Soy importante, valgo, soy capaz, inteligente, cariñoso, espero mucho de mí, y no hay obstáculo que no pueda vencer: A este paso tan importante se le denomina "AMOR PROPIO".
El tercer paso, poner en practica todo lo que dices que eres. Es decir, si crees que eres inteligente, actúa inteligentemente; si piensas que eres capaz, haz todo aquello que te propones; si piensas que
El cuarto paso, muy importante, no envidiar a nadie por lo que tiene o lo que es. Ellos ya alcanzaron su meta, tú logra las tuyas.
El quinto, no albergar rencor hacia nadie, porque ese sentimiento no te permitirá ser feliz. Perdona y olvida.
Por ultimo, levántate siempre con una sonrisa en los labios, observa a tu alrededor y descubre el lado bueno y hermoso de las cosas. Todas lo tienen"
eres cariñoso, expresa ese cariño a tu alrededor; y si piensas que no hay obstáculo que no puedas vencer, proponte metas y lucha por lograrlas.


Cuelgo aquí el video resumen de la experiencia en Bolivia. el resumen de lo que será el futuro audivisual sobre la experiencia:
 

martes, 31 de octubre de 2017

ACOTANGO 2017



El corazón siempre te lleva a buscar la pasión de las cosas, la inspiración en ellas, el entusiasmo, una respuesta y con ello un rumbo. Y en esta búsqueda de tu rumbo, es donde reside tú acción y tú fuerza.
Y aunque tu cabeza persistentemente te sugiera caminos que reclamen seguridad y cobijo, tu corazón te indica otros diferentes que le dan sentido a todo.
Lo sensato y maduro sería llegar a armonizar ambas cosas; cabeza y corazón. Por eso,  un viaje de aventura como este que terminamos de hacer a Bolivia, es un buen medio para que cabeza y corazón marchen de la mano.
Una vez más, partimos
con la nostalgia de una inesperada baja debida a una  eventualidad de última hora. Sabemos que esto es probable cada año, pero da mucha pena no contar con algún querido miembro del equipo.
En su nombre, Javier L (su primer viaje), África (3), Dulce (2), Ana (3), Héctor (3), Carmen R (4), Carmen S (3), Ricardo (3), José Antonio (2), Esteban (3), Juan Jaime (3), Pili S (3), Mª José (4), Javier A (5), Rosana (5), y yo mismo, Javi, hemos fraguado otro año más júbilo, palpitaciones, aventuras y sobre todo gratitud.
Y como cada año (y han sido cinco consecutivos), muchos sentimientos se aúnan en mí tras la finalizar la experiencia.
Esta vez ha sido en Bolivia: Realidades, ilusiones, deseos, sueños, superación personal, y asimismo miedos, que nos han reportado por la isla del Sol, la cordillera Real, y finalmente al volcán Acotango de 6052m.
Ahora todo parece un sueño; Memorias de abrazos, palpitaciones, muchas emociones, amparos mutuos, sonrisas que jamás olvidaré, y como no, confianza y coraje.
Coraje como disposición a sentir confianza en situaciones extremas; y confianza primero depositada en mí, después en los excepcionales guías locales (Norberto y Eloy), y a continuación, la más importante, expuesta abiertamente  por todos los participantes del viaje, en sí mismos.
Al concluir, distingues fácilmente que la aventura ha sido un éxito en esos sentidos abrazos confundidos de emociones que nunca mienten. Abrazos con los rostros enajenados de sobrecogido llanto,  que nos enmudecen el habla pero reavivan el corazón y la conciencia. Esos extraordinarios instantes donde todos formamos parte de un sueño colectivo que jamás olvidaremos.
Nunca olvidaremos el valle de la luna en La Paz; un lugar que desafía tu  imaginación, generándole la sensación de estar en un pequeño erial de la luna, con sus originales formas fruto de la erosión.
La isla del Sol en medio del enorme azul lago Titicaca, aledaña a la más pequeña isla de la luna.
Isla donde se amaron el Sol y la Luna para concebir dos hijos. Territorios sagrados Incas que irradian palpablemente una energía especial difícil de expresar, pero fácil de percibir.
Después, cinco días caminando por la majestuosa e imponente cordillera Real de Bolivia con nevados de hasta 6500 m de altitud y enormes lagunas a más de cuatro mil metros, donde superamos hasta cinco pasos de más de cinco mil metros,  junto a estos impresionantes cerros, y el pico Austria de 5.300m.

Y finalmente tras un estimulante chapuzón en las aguas termales del parque nacional de Sajama, a la sombra del volcán del mismo nombre en la frontera con Chile,  ascender el volcán Acotango. Severo, colosal, emocionante, estremecedor, apabullante, y finalmente mágico.
Enmudeces en su cima como si te hallaras en una esfera de otra dimensión suspendida de realidad. A un lado Bolivia, al otro Chile.
Todo un sublime escenario que ya siempre será, formará parte de nuestros recuerdos.
Hemos descubierto que en Bolivia, existen numerosísimas opciones para perderse en la inmensidad de los paisajes, o de la cultura Quechua o Aimara.
Y aunque lo más significado en este caso parezca que haya sido el ascenso al volcán Acotango por su altura de más de seis mil metros, en este país hemos invertido mucho más  tiempo en descubrir inmensos tesoros paisajísticos que nos han abrumado.
Han sido más de 70 Km a pie atravesando montañas y valles por encima de los 4700 m, recorriendo preciosas e intimidantes extensiones.
Esta caminata, una vez más y por quinta vez, nos ha redimensionado y nos ha proporcionado una visión de las montañas en las que cada valle y cada cumbre, ha formado parte del mismo camino: El camino hacia nosotros mismos.
En lo que llevo vivido (que deseo que sea al menos la mitad de lo que me queda por vivir), he ascendido por encima de los 5000m unas dieciséis veces y dormido a esa altura; por encima de los 6000m unas diez y dormido a esa altura; por encima de los 7000m cuatro veces y dormido a esa altura, y por encima de los 8000m una sola vez, cumpliendo el capítulo de un gran sueño.
Y me encanta el carácter de la altitud y la aclimatación por lo que significa.
Me encanta ver y sentir como la falta de oxígeno te hace débil y vulnerable, y te obliga y ralentiza en todos los sentidos.
Como percibes poco a poco como tu cuerpo y tu mente se defienden para sobrevivir, reaccionan y se adaptan.
Entretanto, tienes que esforzarte y afilar todos tus sentidos para no dejarte caer en ese tedio vital que te arrastra a la mínima voluntad.
Debes pugnar con tu mente y manifestar tu carácter; verificarte a cada paso, y con cada inspiración inhalar espíritu para progresar. Y al fin te aclimatas. ¡Menuda metáfora de la vida!.
Todo esto no significaría nada, si no fuera porque haces ese esfuerzo para acceder a lugares fascinantes y casi de ficción.
Durante cinco años he organizado junto con Modoviaje de Barbastro y he  apoyado con mi experiencia a un grupo de personas que por vez primera sentían estas sensaciones, las soportaban y como no, las sometían.
Y ha sido un enorme privilegio hacerlo.
Se ha tratado de impulsar su capacidad de sufrimiento, su motivación y sobre todo y permanentemente la humildad y compañerismo con todo el grupo.
Y ese ha sido el verdadero éxito de esta empresa. El compañerismo, el grupo, y la humildad de nunca creerse superior al objetivo que pretendíamos. Respeto al medio, a tus compañeros y a uno mismo.
Durante estos cinco años, en estos cinco viajes al Kilimanjaro (Tanzania), Kalapathar (Nepal), Machu Picchu por Salkantay (Perú), el glaciar de Bhaguiraty (India) y ahora al Akotango (Bolivia)   he tratado de ayudar, pero igualmente de transmitir, que cada día, cada minuto de ascenso, es un minuto único e irrepetible que hay que degustar y saborear.
Que lo auténticamente placentero y lo verdaderamente significativo, es el trayecto y no el fin (la cima). Por suerte en mi vida me he topado con grandes maestros en eso como Pepe
Chaverri o Fernando Garrido.
Sí, cierto es que percibes una embriagadora sensación precisamente desde la cima una vez alcanzado el objetivo. Porque has volcado todo tu empeño en él, y has luchado más allá de lo que pensabas que podrías abarcar para lograrlo. Cuando das ese último paso, aparece la euforia propia de un logró que tan poco te costó soñar, y tanto te ha significado conquistar. Y es normal.
Has alcanzado aquello por lo que te has estado esforzando tanto. Aquello que te quitó el sueño y que de forma contradictoria, fue lo que mejor te hizo dormir. Te sientes triunfante si,...pero:
Mirando a tu alrededor adviertes que esa montaña escalada es una más; y hay muchas otras alrededor. Muchos más retos por conseguir, y que este solo ha sido el camino para otro reto futuro.
Miras a tus compañeros, los abrazas, lloras de emoción, y corroboras que lo importante ha sido el camino, las vivencias de todos estos días y no la cima.
E
ntonces despiertas de un sueño, pero se abre la satisfacción de fraguar otros nuevos.
Se dice que somos lo que hacemos para intentar cambiar lo que somos, y que esa tarea no se termina jamás.
Y eso ha sido lo que he tratado transmitirles. Aunque no sé si lo he logrado.
He pretendido volcarme, ayudarles, pero sobre todo contagiarles mi ilusión. Enseñarles a desearlo con todas sus fuerzas. Porque los cielos nunca ayudan a la persona que no desean.
Porque no vale compartir ideas, sin compartir momentos importantes de la vida.
De momento pongo fin a una etapa que quizás retome en el futuro, y comienzo de otra. Gracias a Modoviaje, a Montañeros de Aragón Barbastro
Gracias a tod@s los integrantes de estas aventuras. Ahora somos familia. Familia aventurera.

jueves, 12 de octubre de 2017

BOLIVIA 2017




En estos tiempos que corren, diré que viajar es una acción con nefastas consecuencias
para los prejuicios, la intransigencia, la intolerancia y la estrechez de mente. Y sirve para ajustar la imaginación a la realidad, y ver las cosas como son, en vez de imaginar como serán.
2013 África (Kilimanjaro), 2014 Nepal (Kala Patthar), 2015 Perú (Machu Picchu por Salkantay), 2016 India (Bhaguirathi la fuente del Ganges)  y este domingo 15  de Octubre de 2017, partimos para Bolivia: (Isla del Sol (Titicaca), Cordillera Real, y Volcán Akotango).
Un grupo de dieciséis personas, en un viaje cuyos objetivos serán realizar un trekking en la isla del Sol, (la isla más grande dentro del lago Titicaca); Otro trekking de varios días por la cordillera real, y finalmente alcanzar la cima del volcán Akotango de mas de seis mil metros de altura.
La dificultad será la adaptabilidad al cansancio acumulado tras las repetidas marchas diarias, la climatología, y sobre todo a las patologías propias de la altitud y la falta de oxígeno al transitar por zonas con alturas desde los cuatro mil a los seis mil metros.
Pero todo esto dará un significado especial a lo alcanzado y lo vivido.
Porque no viajamos para escapar de la vida, si no para que la vida no se nos escape.
Un viaje especial con gente especial, que valdrá de nuevo para hacernos mas amigos, vencer miedos, debilidades y desánimos, y hacernos algo mejores, viendo, y participando de otra cultura.
Por experiencia sé, que nos esperan jornadas llenas de anécdotas, optimismo, entusiasmo, confianza, empeño, compañerismo y camaradería.



BOLIVIA
trekking  ISLA DEL SOL (Lago Titicaca), CORDILLERA real, y ascenso
al volcán acotango (6.052 m)
del 15 al 28 de octubre

AGENDA:

Día (15/10):  Barcelona – La Paz
Salida del vuelo.
De Barcelona a Bogotá (Colombia) y de allí a La Paz (Bolivia).

Día  (16/10). La Paz
Día para descansar y aclimatarse a la altura, no olvidemos que la Paz está casi a 3700m.

Día (17/10). La Paz
Por la mañana realizaremos un recorrido guiado por el centro histórico de la ciudad para visitar: La catedral, San Francisco, la plaza Murillo, las calles coloniales, Calle Jaén y el Mercado de las Brujas.
Igualmente subiremos al mirador Killi Killi donde disfrutaremos de una vista panorámica de la ciudad y del nevado Illimani (6.462 m), una de las montañas simbólicas de la ciudad.

Día  (18/10). La Paz - Lago Titicaca (El lago mas alto del mundo)
Día completo para viajar y hacer turismo de camino al famoso lago Titicaca, frontera con Perú. Allí tomaremos un barco para navegar por él y dirigirnos a su isla más grande: La isla del Sol, donde pasaremos la noche en un albergue.

Día (19/10). Isla del Sol - La Paz.
Por la mañana realizaremos un trekking de unos 10 Km. cruzando toda la isla de sur a norte y visitando durante el mismo varias ruinas Incas.
La altura media de esta caminata será de 4000 mts.
Por la tarde regreso a La Paz.

Día (20/10): La Paz - Laguna Khotia (Cordillera Real)
Saldremos temprano de la capital en dirección noroeste. Pasada la población de Palcoco, tomaremos una pista para adentrarnos en la Cordillera Real.
Poco a poco nos acercaremos a las montañas.
Dejando a nuestra derecha el macizo del Condoriri y a nuestra izquierda el macizo de Negruni, cruzaremos junto a la Laguna Khara Kota, para llegar a nuestro destino final, la Laguna Khotia, ubicada a 4.450 m, donde instalaremos nuestras tiendas y el campamento. 

Día (21/10): Laguna Khotia – Laguna Sistaña (4.660 m)
Dejando el lago Khara Khota, partiremos en dirección S/SE por unas amplias laderas hasta un paso situado al sur del pico Khollin Kkolu (4.745 m).
Desde este collado podremos contemplar detrás de las montañas la parte superior del Huayna Potosí.
Avanzaremos en dirección este hasta alcanzar el cauce del río Palcoco (4.400 m) junto  a restos de muros donde encierran rebaños de llamas y alpacas.
Continuaremos hacia el sur rodeando la base del contrafuerte de la montaña, para afrontar la última subida hasta la laguna Ajwani Khota (4.620 m).
Allí cruzaremos un puente para iniciar un nuevo ascenso hasta el Paso Sistaña (4.900 m.)
Después descenderemos hasta la laguna Sistaña (4.660 m), donde se aprecia el circo de los nevados Janchallani (5.396 m) y Wawanaki (5.258 m).
Y acamparemos junto al lago.

Distancia: 15,9 km  Horario: 6-7 h         Desnivel: +1.010 m / -770 m

Día 8 (22/10): Laguna Sistaña – Cerro Austria (5.326 m) - Laguna Chiar Khota (4.700 m)
Comenzamos el día con una fuerte subida hasta 4.800 m y luego hasta el Paso Juri Khota (4.900 m).
A continuación descenso hasta la orilla de la Laguna Juri Khota (4.700 m). Preciosa vista sobre la Cabeza del Cóndor, la Ala Izquierda y el Pico Eslovenia.
Rodearemos el lago por su orilla izquierda para subir hasta una bonita laguna glaciar a (4.930 m)  situada al pie del glaciar sureste del Condoriri.
Tras un descanso para contemplar el majestuoso paisaje y reponer fuerzas, iniciaremos el ascenso hasta el Paso Austria (5.130 m).
Desde este punto añadiendo a la etapa 200 metros de desnivel mas, y aproximadamente una hora y media extras, tendremos la opción de coronar la cumbre del Cerro Austria (5.326 m).
Después retorno por el mismo camino hasta el paso y descenso hasta la  Laguna Chiar Khota (4.700 m), lugar donde se ubica el campo base del Condoriri o el Pequeño Alpamayo.

Distancia: 9,4 km     Horario: 6-7 h (+1h30)        Desnivel: +840 m / -630 m (+/- 200 m extras en el ascenso al Cerro Austria)

Día  (23/10): Chiar Khota (4.700 m)  – Campamento Carmen Pampa (4.720 m)
Descenderemos por el camino hacia el pueblito de Tuni,  pasando primero por una laguna junto a la Rinconada del Condoriri y su refugio de montaña (4.490 m). 
Más abajo alcanzaremos la orilla occidental de la Represa Tuni (4.450 m).
En el otro extremo del lago se asienta el pueblito de Tuni (4.440 m), punto de inicio clásico de aproximación en muchas de las expediciones al macizo del Condoriri.
Con la cara Oeste del Huayna siempre enfrente del camino nos internaremos por un ancho valle siempre dejando el río a la izquierda.
Al poco rato pasaremos junto a las ruinas del campamento La Unión  (4.520 m) bajo una torrentera que desciende de la Laguna Esperanza, situada un centenar de metros por encima del lugar.
Más adelante el sendero gira progresivamente hacia el sur hasta  Carmen Pampa (4.720 m), una hermosa planicie situada al sur del Pico Imilla Apacheta. Al final de esta pampa se encuentra el emplazamiento del campamento, con unas bonitas vistas sobre la cara Oeste del Huayna Potosí y del nevado María Lloco.

Distancia: 16,7 km   Horario: 7-8 h      Desnivel:  + 430 m / -360 m


Día  (24/10): Carmen Pampa – Huayna Potosí /Zongo (4.750 m)
Esta última jornada de Trekking la iniciaremos con un ascenso al paso situado al norte del cerro Tajlla Willkhi (5.124 m).
Llegados al paso (5.090 m), presidido por las cumbres del Chacaltaya y del Charquini, se abre ante  nuestros ojos el valle de Zongo.
En el descenso el camino realiza una diagonal a la izquierda hasta interceptar una pista de tierra (4.990 m). Seguiremos por esta pista hasta alcanzar el fondo de un valle (4.720 m) donde fluyen las aguas que proceden del deshielo de la cara suroeste del Pico Milluni.
A partir de aquí entraremos en el valle del Zongo hasta llegar a la Laguna Pata Khota (4.680 m).
Ligero ascenso hasta alcanzar la carretera junto al Refugio Casa Blanca o San Calixto (4.750 m), junto a la bonita represa de Zongo.
Vistas espectaculares del Huayna Potosí. 
En este punto daremos por finalizada la marcha y una muy buena aclimatación. Encuentro con nuestro con nuestro vehículo para proceder al regreso a La Paz (2h).
Distancia: 9,3 km    Horario: 4 h      Desnivel: +470 / -460 m

Día  (25/10): La Paz – Sajama
Por la mañana viajaremos unas 4-5 horas recorriendo el norte de la provincia de Oruro hasta llegar al pueblito de Sajama (4.400 m).
Visitaremos allí la capilla de Curahuara de Carangas, también conocida como "La Capilla Sixtina" por sus ricos frescos y ornamentos.
Por la tarde, para recuperarnos del viaje, disfrutaremos de un reconfortante baño en las aguas termales del Parque Nacional, con vistas al volcán Sajama (6.542 m), la montaña más alta del país.

Día  (26/10): Ascenso al volcán Acotango (6.052 m)
Desde Sajama nos dirigiremos a Tambo Quemado, poblado situado a unos 10 km de la frontera chilena.
Un kilómetro antes de entrar en el pueblo, tomaremos una pista en dirección sur durante unos 10 Km. hasta las proximidades del poblado de Chachacomani. Aquí nace un camino de 12 km que por el lecho de un río se dirige hacia unas minas de azufre.
Antes de llegar a estas minas se llega al campo base; 5.100 y 5.200 m de altura.
Desde allí, ya a pie, ascenderemos por la ruta normal del filo SE siguiendo la loma de arena y piedra sin más dificultades hasta una pequeña antecima y luego hasta la cumbre principal.
El último tramo puede presentar nieve (crampones necesarios).
Desde la cima podremos disfrutar de una estupenda vista panorámica de 360º del altiplano boliviano y chileno, donde destacan el volcán Guallatiri (con su fumarola permanente), los volcanes gemelos (Parinacota y Pomerape), el Lago Chungará y el volcán Sajama.
Descenso por la misma ruta y retorno a Sajama.
Por la tarde inicio del viaje a La Paz (4-5h). Llegada al atardecer.
   
Día (27/10): La Paz - Vuelo de regreso a Barcelona
Pronto por la mañana nos trasladaremos al aeropuerto internacional para tomar el vuelo de regreso a casa.
La Paz – Guayaquil (Ecuador) ; Guayaquil – Bogotá (Colombia);  Bogotá – Barcelona.

Día  (28/10): Llegada a Barcelona
Llegada del vuelo a las 14:50.
Barbastro sobre las 19:00.


Diferencia horaria en Bolivia: - 6 horas

Clima: Bolivia, está situada en el hemisferio sur. Las estaciones frías (otoño e invierno) van de mayo a septiembre y la temporada caliente (primavera y verano) de octubre a abril, también considerado como la temporada de lluvias. 
El clima varía mucho en Bolivia, en función de la región y la geografía, pasando de frío en la región andina (La Paz, Oruro y Potosí), a caliente en la región amazónica (Pando, Beni y Santa Cruz).