martes, 20 de noviembre de 2012

GALOPADA ¿HISTÓRICA? EN NEW YORK 2012



No somos perfectos ¿ por qué habrían de serlo nuestras vidas?.... Por eso, a veces las cosas no salen como uno espera, y eso es natural.

Hay cosas que planeamos con meses de antelación, que quisiéramos, que soñamos con que sucedan lo mejor posible, y durante meses las anhelamos, preparamos e incuso visualizamos. Pero desde el momento que tomas la decisión de realizarlas, también los dados de la fortuna han sido lanzados, y nunca hay que olvidar la otra cara de la moneda, cuando las cosas no salen como uno espera que salgan:
Aterrizamos en Nueva York el viernes 9 a las 21,20 hora local, y cuando estaba desembarcando del avión, encendí mi móvil. Al poco, repicó por la llegada de un mensaje. Era de Paco que ya estaba en Nueva York junto con José Hernán Y Rafa desde el jueves, y decía escuetamente: - "Maratón Cancelado". Me lo tomé a broma, e incluso me los figuraba a los tres riéndose mientras me enviaban este aviso....
Al poco, frente a la cinta de recoger los equipajes, Rosana llamo mi atención indicando:- "Es verdad, mira la televisión". Había unas grandes pantallas afirmadas en algunas columnas, y estaban debatiendo el tema, y Rosana (que habla ingles), lo escuchaba. En realidad no eran necesarias sus traducciones, ya que en la parte inferior de la pantalla, había adjunta una tira de color con un epígrafe que indicaba: "NEW YORK MARATHON CANCELLED".
¡No lo podía creer!. Lo primero que me vino a la mente fue el alcalde de NY Michael Bloomberg, asegurando al mundo en rueda de prensa un día antes que la maratón se realizaría; Que significaba muchos ingresos para los comercios de la ciudad, y en unos momentos de adversidad como los que acaecían, no podían desaprovecharlos...
En mi caso habría volado igual, porque la maratón era una mera excusa "como guinda", para realizar allí unas vacaciones con mi familia, pero en muchos "miles" de casos, que se deslazaban única y exclusivamente con el sueño de participar en esta famosa maratón, la decisión a priori despedía un enorme tufillo a premeditada artimaña o conspiración con tintes de campaña política. Los miles de corredores (consumidores) ya estábamos en la ciudad conformando así a los comercios y negocios, y aunque enfadados, el próximo año se habría olvidado y habría seguro otros cincuenta mil corredores dispuestos a inscribirse....
Cambiando el chip:
Una vez asimilada la nueva trama durante la noche y el día siguiente sábado, existía o la predisposición a ver el lado negativo de las cosas, o bien la disposición a ver preferentemente el lado positivo. Si las cosas tienen remedio, ¿porque irritarse? ; y si no lo tienen, ¿por qué acalorarse gratuitamente sí con eso té quedas?.
Es un tópico describir a los optimistas como pesimistas mal informados, o como ingenuos que antes o después se rendirán a la evidencia. Pero ser optimista no equivale ni a ser ni frívolo ni inconsciente, si no a percibir lo bueno de cada circunstancia, y a partir de esa percepción ser capaces de optimizar las posibilidades que cada situación nos plantea. "yo al menos lo percibo así". Las dificultades podemos verlas como oportunidades para hacernos más fuertes y mejorar nosotros y nuestra autoestima.
Además, no era nada grave; tan solo una maratón (correr y "disfrutar" corriendo 42 km) que se había suspendido. Quizás mi cultura montañera me puntualizaba de manera distinta a los demás evocándome la tópica pero afectiva frase: "La montaña siempre está ahí"; como cuando docenas de veces por circunstancias ajenas a ti mismo has tenido que claudicar en tu empeño (en mi caso incluso a los pies de algún ocho mil...).
Estaba de vacaciones con mi familia, y además unos días compartidos con excelentes y joviales amigos en Nueva York. ¿Qué mas podía pedir?
Los optimistas tienden a vivir más felices y a superar con más facilidad las complicaciones, así que prefiero ser optimista.
Relato de la no-maratón:
Si no encuentras el camino, háztelo.
El sábado junto con Paco recogimos el dorsal en la feria del corredor, con el temple algo agriado por saber que tan solo era una formalidad simbólica; una ilusoria ceremonia para atesorar un "elemento" de recuerdo de nuestro paso por esta carrera.
Por cierto una feria esplendorosa, pero con este aroma a malogro y frustración que se respiraba en el ambiente (por parte de corredores, voluntarios y expositores), hacia que estuviera semivacía y con un matiz similar al de un velatorio. Al menos así me lo pareció a mí.
El domingo día 4, día de la hipotética maratón, hemos quedado en la puerta del hotel donde se alojan Rafa y José Hernán con el resto de Españoles de su grupo (unos treinta), para subir todos juntos a correr por Central Park. Se prevé que miles de corredores harán lo mismo. No en vano, cuando nos dirigíamos trotando con Paco hacia allí desde nuestro apartamento a unas seis manzanas, pudimos ver numerosos grupos con decenas de personas que se encaminaban corriendo en dirección al célebre parque. Se palpaba ya un ambiente especial.
Tras reunirnos todos, equipados como si fuéramos a correr la maratón: (En nuestro caso, camiseta preparada al efecto con los colores de España y nuestros nombres, y el dorsal), comenzamos a trotar en grupo hacia Central Park.
Una vez allí, emancipándonos del resto los cuatro a la par, llevados por el fantástico ambiente que se respiraba, decidimos trotar en principio por donde la masa de gente lo hacia; según nos explicó Paco (que había estudiado), estábamos dando una vuelta al perímetro principal o carretera que envuelve todo el parque, que tiene una longitud de unos ocho kilómetros.
¡Qué ambiente! Aire limpio y un paisaje fascinante e insólito, y esto asociado a miles de corredores de todo el mundo, complaciendo en cierta forma su exclusivo maratón particular de una manera informal por las aceras, los exteriores y los recónditos caminos de este gran parque.
No se trata de faltar al respeto a las víctimas de 'Sandy' ni a nadie. Hemos venido de vacaciones, pero también a correr, y simplemente corremos...
Todos entendemos, "ahora", que no consideraran apropiado que la prueba pasara junto a lugares con tanta destrucción y sufrimiento, o que se dedicaran los enormes recursos necesarios para este evento deportivo, que hoy están mejor empleados en las labores de recuperación y ayuda de las zonas dañadas, pero eso tendrían que haberlo previsto días antes, e incluso para los que hubiéramos venido de todas formas, haber organizado de una manera coordinada esta espontánea e imprevista "No-maraton" de NY, en la que la mayoría hubiéramos participado en favor de la ciudad corriendo simbólica, neutralizada y manifestadamente estos 42 Km por las victimas o por lo que nos hubieran requerido...
Grupos y más grupos, gente y más gente. Poco a poco los centenares, nos transformamos en miles de corredores (30.000 según la prensa) que vamos formando una enorme multitud multicolor, festiva y estridente con vítores y enaltecimientos, con el solo propósito común de correr y disfrutar de este día excepcional todos juntos.
Alguien dijo que la vida no se mide por las veces que respiras, sino por aquellos momentos que te dejan sin aliento; que razón tenía.
Y que decir del espectacular marco (que también ayuda), de Central Park (para mí lo mejor de NY): Fue diseñado por el paisajista y escritor Frederick Law Olmsted y el arquitecto Calvert Vaux Inglés en 1858, y fue declarado Monumento Histórico Nacional desde 1963. Tiene 4 kilómetros de largo y 800 m de ancho. Aquí se corrió la primera edición de la maratón de Nueva York.
En su interior varios lagos y lagunas, amplios senderos, veredas, amplias praderas, dos pistas de patinaje sobre hielo (una de las cuales es una piscina en julio y agosto), un Zoológico , una gran área de bosques naturales, y un anfiteatro al aire libre.
Me siento feliz. Todo de colores arcillosos, vinagres, pajizos, y cobrizos desiguales. Todo tapizado de heterogéneos e infinitos matices de luces que van desde el verde al amarillo pasando por el rojo que nos da el otoño. ¿Cómo no ser felices ante tanta belleza y en tan grata compañía?.
José Hernán se fue viniendo arriba a cada metro, porque según él,: "Nunca, ni en Barbastro, le habían animado tanto".... El numeroso público que se fue agolpando a los lados improvisando incluso puestos de avituallamiento con todo tipo de género, y nos animaba con fervor gritando nuestros nombres: ¡¡¡Pacou!!!¡¡¡Góse!!!¡¡¡Gávi!!!....
Rafa torciendo el gesto insinuaba: -"A mí no me anima nadie".... No se daba cuenta que llevaba la chaqueta de chándal puesta, y no leían su nombre...jajaja
Cuando llevábamos unos dieciséis Km. trotando felices entre bromas y risas, nos dirigimos a un extremo del parque para reencontrarnos con nuestros acompañantes(Merche e hija, Eugenia, Rosana, Nayra),, porque era la hora que habíamos acordado encontrarnos, y allí no dejaron de sucederse eventualidades, en el buen sentido de la palabra:
Primero nos topamos con el director y fundador de la Maratón de Sables Patrick Bauer, su mano derecha Olivier, y la fotógrafa española de dicha carrera, y desde entonces amiga Covadonga, que fue la que reparó en nosotros  gritando mi nombre. ¡¡Que feliz casualidad!!...Yo participé en Sables 2008, y Paco lo ha hecho este mismo año 2012.
Al poco de hacernos juntos una foto, despedirnos, localizarnos con nuestras familias, y mientras posábamos para otra foto, apareció en esta misma esquina la corresponsal de TVE Cristina Olea con su cámara acompañante, y le debimos caer en gracia porque requirió grabarnos unas manifestaciones, tras las cuales incluso nos hicieron correr posando para la cámara por una acera .
La anécdota no se queda en eso, si no que horas más tarde, empezamos recibir mensajes desde España de familiares y amigos que habían visto un fragmento de nuestra entrevista este mismo domingo por la noche en horario de "prime time" en el telediario de la uno, en el que corremos y posamos los cuatro abrazados, mientras habla y muy bien José Hernán)... Más de 1200 españoles, y nos sacan a los cuatro de Barbastro....¡Si mi abuelo levantara la cabeza!.... su nieto en América y saliendo en "El Parte"... Una anecdótica recompensa para nuestras familias en casa. La casualidad casi siempre nos da lo que nunca se nos hubiere ocurrido pedir.
Paco, José Hernán y yo, estábamos deseosos de seguir corriendo, así que Rafa, que ya había tenido suficiente, se dirigió con el resto paseando hacia donde estaba montada la línea de meta de la Maratón, mientras nosotros dábamos una vuelta más hasta llegar también allí, y disfrutábamos de nuevo confundidos entre los miles de corredores y el revoltijo de colores de otoño de robles, cipreses y hayas sobre el cielo azul de este estupendo y soleado día.
Me sentía alegre, y a cada metro sentía flotar y revivir mis piernas. Me sentía casi eufórico. Estos ocho kilómetros fueron ya apoteósicos. No cabía más gente y a ambos lados de la travesía estaban también repletos de animadores y suministradores de agua, bebidas isotónicas y alimentos. ¡¡¡Pacou!!!¡¡¡Góse!!!¡¡¡Gávi!!! ¡¡¡España!!!....nos gritaban sin parar.
Cencerros, trompetas, banderas de todos los colores y países, gritos y bubucelas marcaban nuestro achispado ritmo.
De vez en cuando, se me achicaba el alma al cruzarte o adelantar a algún corredor o corredora octogenario que corría complicadamente, o gente más joven que casi caminaba con dificultad ahogo y descompasadamente por efectos de alguna evidente enfermedad, o tullidos perceptiblemente esforzándose con su handbike (como nuestro amigo Diego), emocionados ante los ánimos de todos. En esos instantes te dabas cuenta del verdadero valor de esta "nocarrera", y que realmente había merecido la pena estar aquí y formar parte de todo esto.
El corazón está lleno de muchas cosas para decir, pero hay momentos en que me parece que las palabras, o el idioma no son nada. Fotos con Mexicanos, Argentinos, Peruanos, Ecuatorianos. Cuanto nos reímos tras la foto de José Hernán y yo con unos mexicanos, especulando con el si hubieran sabido que se llama José "Hernán Cortés"...
En cada esquina más y más público, y mas y mas heterogéneos corredores por medio de este bosque que contrasta de manera caprichosa cuando levantas la mirada con las sobrias y enormes atalayas de Manhattan.
No hay un solo instante que no te estén animando, no hay zona sin gritos, sin grupos de avituallamiento improvisados  regalando bebida, plátanos y dándolo todo. Esos instantes “piel de gallina....”
Hoy, sigo recordando todo aquello, y disfrutando su recuerdo.

Lo que clasifica al hombre es el equilibrio de la contradicción que existe  entre el destino y la libre voluntad.

No somos profesionales; somos populares, amateurs. En esto de correr o incluso de ascender montañas, tan solo competimos, si competimos, contra nosotros mismos y nuestras propias sensaciones. Por eso, las carreras son un mero pretexto para ir a uno u otro lugar, donde aún participando con otros cientos, cada cual hace su carrera, vive su aventura o su ascensión, y esta no es comparable a ninguna otra.
Esta ha sido la nuestra, la mía; Nuestra maratón de Nueva York 2012. Y me ha encantado. La vida está llena de pequeños bellos e inesperados momentos, hay que disfrutarlos  por que en ellos siempre se encuentra la auténtica felicidad.

PD: Al final, entre ese y los días sucesivos corrí fantásticos 60km  por Central Park.

12 comentarios:

  1. Javi .. da gusto leer tus palabras.... Me he emocionado ... Sois lo mejor del mundo mundial ... Se nota que disfrutas de todo lo que esta a tu alrededor y eso te hace grande ... Me siento muy orgullosa de conocerte y ser una infima parte de tu vida ... Un beso. NURIA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es reciproco Nuria. Yo tambien me siento muy orgulloso de conocerte y ser una infima parte de la tuya. gracias!!

      Eliminar
  2. Que entrada mas buena Javi, menuda la que montásteis todos los runners en Central Park. Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sergio. Desde luego fue para recordar.

      Eliminar
  3. Ciertamente fue un gran placer correr esa mañana los cuatro magnificos (cada uno magnifico a su manera) por Centarl Park.... Te has olvidado de relatar aquel corredor emocionado que encorria y jaleaba a aquellas dos hermosas (Val y Kristine creo recordar) mozas islandesas. God save Iceland.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja. Si la recordaba, pero esa anecdota la he guardado para no comprometer a nadie....jajaja

      Eliminar
  4. ENHORABUENA, chicos!. Menudas vacaciones!-. ¿Teneis enlace para ver vuestra entrevista en TVE?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para los interesados que no acertaron a ver la noticia en la tele:
      http://www.rtve.es/alacarta/videos/telediario/telediario-21-horas-04-11-12/1570257/

      El reportaje completo en el minuto 12:18
      Las declaraciones de "Los Boinas" a partir del 13:06..
      Lo copio de un comentario de L.Meler en otra entrada. Gracias Pili.

      Eliminar
  5. Enhorabuena Javi. Como siempre me resultas muy inspirador, da gusto leer algo sensato en estos tiempos.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Para ir delante de los demás, se necesita ver más que ellos. Tu eres un claro ejemplo de esto, enhorabuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yuma... No sé que decir. Simplemente gracias por pasarte por aquí y leerme

      Eliminar