martes, 9 de abril de 2013

SANA LOCURA

Un pájaro no canta porque tenga una respuesta. Canta porque tiene una canción.  
  ¿Cruzar el mar Báltico helado? ¿escalar una montaña? ¿Cruzar un desierto corriendo? ¿correr una
maratón? ¿un iron man? ir hasta Huesca corriendo… "¡Tu estás loco chic@!".
Muchas veces cuando no entendemos algo lo tachamos inmediatamente de locura o lo juzgamos. 
Esa sana locura, que todos sentimos en alguna ocasión, esa especie de necesidad que nos obliga a ir más lejos, más alto, buscar lo más difícil, o ir hacia lo desconocido. 
Ese espíritu que despierta la capacidad de soñar y luego, la necesidad de perseguir y hacer realidad esos sueños, ¿es una locura?.
Normalmente todos sentimos eso a diario, pero no nos paramos para apreciarlo ¿o no?.
Habitualmente tomamos el camino más fácil, aquél que nos proporciona la estabilidad y tranquilidad, y dejamos en segundo lugar ciertas emociones que, no por deseadas, se nos antojan peligrosas o las imaginamos irrealizables. 
Lo que verdaderamente enriquece es vivir, preguntarse por las cosas, y exprimir ese montón de insólitas sensaciones; esas inéditas vivencias que te obligan a extraer de ti mismo lo antes inimaginable, ya sea para ascender una montaña, cruzar un desierto, descender un barranco o correr una media maratón.
Para mí, la auténtica hazaña no está en lo conquistado, sino en el camino, en atreverse a intentarlo, y disfrutar del trayecto. En el fondo, en tu fondo, todo es lo mismo. Soñar con algo, vencer tus imaginarios miedos o limitaciones, e ir a por ello, independientemente de lo que nadie pueda pensar o decir.
Realmente es una necesidad de superación personal que todos tenemos, una especie de búsqueda mental de nuevas formas de concebir tu propio mundo, de construirlo. Hagas lo que hagas, propongas lo que te propongas, todo conduce al mismo lugar: Tu mismo.
Una vez escuché, que la necesidad interior en el ser humano lo lleva a buscar la energía de la que un día salió para fusionarse de nuevo en ella. Suena bonito.... Quizás esta latente misión te conduce a buscar dentro de ti, pero también fuera, más lejos, en lo que parece inalcanzable. 
Tu valentía (o tu osadía que da igual), cuando un día decidiste bajar ese barranco que tanto miedo te daba, ascender esa montaña que siempre veías en el horizonte soñando que pisabas su cumbre pero te parecía inalcanzable, o cuando por primera vez corriste esa media maratón que te parecía imposible, consigue que sientas por un momento palpitar una especie de eco de felicidad, y que a tu alrededor exista un halo de armonía entre lo que quieres y deseas y lo que se realmente tienes. Eso es lo que no nos deja parar; estar quietos.
Si miramos dentro de nosotros mismos objetivamente , entenderemos esa razón... o esa locura.



PD: Tras dos semanas parado, el dolor ha remitido, pero no la inflamación. Hoy tengo visita mediaca y espero que me quite liquido. He decidido arriesgar y retomar poco a poco el entrenamiento. Si la lesión remite, perfecto. Si no, pues me veré obligado a parar, renunciar a Ronda, y curarlo bien para Lavaredo. No me queda mucho margen de maniobra… Gracias a todos los que me habéis escrito en público o privado por vuestro interés.

4 comentarios:

  1. Genial tu reflexión... Sería tan sencillo como que cada uno se marque para sí mismo esa fina línea que separa la cordura de la locura en el punto que más le plazca y el resto de personas respetáramos ese trazo. Javier, si mis pies han de cruzar una línea, deseo que sea hacia el lado de mi propia locura.
    Un abrazo.
    Pepe Badel.

    ResponderEliminar
  2. Lo primero,Javi, desearte una pronta recuperación y que la paciencia no te falte. En estos momentos estoy en el instante de dar el paso de plantearme un gran reto para mi y claro, el miedo está ahí, pero es verdad que el mismo vértigo he ido sintiendo según me enfrentaba por primera vez, como dices, a un medio o un maratón. Así que ya ves, estoy a un paso de que me vuelva a invadir esa sana locura que me cambió la vida y me hace levantarme cada mañana con la ilusión de intentar superar mis limitaciones, que son muchas. Y como siempre gracias a ti por estos posts...

    ResponderEliminar
  3. Gracias Manu. Ayer me pincharon corticoide, y mañana espero poder comenzar. A ver que pasa.
    La locura es muy sana, no lo dudes y adelante!!

    ResponderEliminar