lunes, 13 de mayo de 2013

101 de RONDA


Seas joven, veterano o mayor, has de “creer lo suficientemente en lo que haces”, como para que no te importe lo que piensen los demás; en lo civil... o en lo deportivo... Y es que, nada nos hace más víctimas de nosotros mismos que la desgracia de pensar que las mejores cosas de tu vida son las que han sido aceptadas con grandes aplausos, y no vivir, no actuar de acuerdo con tu propia razón.
Ya no me arrepiento de nada de lo que hago. A lo hecho pecho. 
Lo que ayer era una realidad, hoy ya es un anhelado recuerdo.
Hace ya más de un mes me lesioné en la cadera, y todas las expectativas cercanas: la Jorgeada, los 101 de Ronda, la TMB y Lavaredo se fueron al traste. 
Hice lo imposible por recuperarme en tan corto espacio de tiempo, y me aventuré a participar en la Jorgeada. La terminé muy tocado en la lesión y a tan solo dos semanas  de Ronda, asi que ya decidí no ir, pero… el dolor fue menguando y me inyectaron Acido hialuronico, así que ¿Por qué no intentarlo?. 
Mi buen amigo José Marí bajaba igualmente a participar en el duatlón, Manolo, compañero de Sables, nos habia cedido una habitación en el mismo centro de Ronda (junto al Tajo), tenia los días de vacaciones, la inscripción hecha, y no conocia Ronda. 
La semana anterior, tras las inyecciones, pude hacer un rodaje de 40km, y la lesión parecía aguantar, asi que para Ronda que me fui.
Que decir, de la carrera: Espectacular y muy muy “patriótica” (La salida se da tras grandiosos y enaltecidos  vítores a la Legión, España y el Rey).
Antes de estos vítores, me despedí, de José Mari y de Javier Moreno con el que coincidí (tambien lesionado, que grande) deseandonos mucha suerte, y después, casi tres mil marchadores, más otros tres mil entre ciclistas y duatletas, nos pusimos en movimiento cuando lanzaron el cohete a las once en punto.
La infraestructura es inigualable e incomparable, ya que al organizarla la Legión, y tiene a su alcance todos los medios humanos y logísticos, obligatorios y espontáneos, además los utilizan y lo hacen bien. Se vuelcan; Controles, indicaciones, avituallamientos milimétricos cada cinco kilómetros, personal en cada cruce, animación, fiesta. Todo el al servicio de una carrera que se nota que quieren y agasajan en toda la comarca. Carrera dura de orografía y clima (musaa calooo), pero bastante corrible, y disfrutable al 100%.
Yo arriesgue, y en principio todo parecía ir bien; corrí más de veinte kilómetros sin ningún tipo de molestia, pero…, a partir del kilometro treinta, comenzaron las dificultades donde tenían que ser, en la lesión de la cadera. No era lo mismo 40km por uniforme asfalto el domingo anterior, que por este terreno arbitrario de Ronda.
Tomé inmediatamente un antiinflamatorio, y ralenticé mi ritmo deseando que se apaciguara, pero no, el dolor cada vez fue a mas. Aguanté, y me auto engatusé un ratito, pensando, “un poquito más y se pasará”. Una hora más tarde, me zampé un segundo antiinflamatorio, pero nada parecía apaciguar ese dolor ya perspicaz y penetrante en la cadera derecha.
Así que, andaba por el km 45 y sin ninguna duda, decidí terminar en el control de 50km que venía a continuación… pero, una vez allí, llevado por ese ansia que todos tenemos de, “un poquito más”, y la pista que parecía bastante regular, lo hice en el 55 sin ningún sinsabor. Una semana antes estaba seguro de no poder participar, y estaba aquí, habiendo recorrido algo más de la mitad de la carrera, y en el tiempo que me había prefijado en principio, incluso ralentizándolo conscientemente por el dolor; ¿Qué más podía pedir?.
Me dolía ya mucho, y “si no pinchaba”, me quedaban otras cinco o seis horas amplificadas por el cansancio, y por lo que me contaron, por un nuevo trazado más duro que otros años del que todo el mundo echó pestes.
El deporte nace de la expresión de alguien que se cree capacitado para enfrentarse a un reto, y aceptar e incluso disfrutar de esa revolución interna de un ser deseoso ante un destino que desconoce y, a la vez, de alguna manera, teme. Afrontar un desafío, sabiendo que el único final posible es la meta, sería engañarse. Terminé contento porque mientras mi lesión aguantó, disfruté y fui feliz. Lo demás son las reglas del juego.  En cualquier instante una lesión, una torcedura, un contratiempo puede dar al traste con tu anhelo.
Ahora, de manera más reflexiva y sensata, debo recuperar bien la lesión, así que tanto la Trans Montes Blancos el 1 de Junio, como Lavaredo quizás tengan que esperar para otra ocasión.
FOTOS:
 Ronda preciosa
 Recogida de bolsas para puntos de control. Gran organización.
 Salida neutralizada de ciclistas previo a la salida general. Antes con Javier.
 Por los caminos de Ronda

 Tiempo final de los "101 menos 46" de Ronda

16 comentarios:

  1. Bueno , conociste Ronda y los 101 de Ronda, y viste a los susumurais... y la cadera esa ya curara. Igual tienes que darle un respiro, y para final de junio Lavaredo estaras fenomenal. Trotamos dentro de unos dias. Salud y saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Paco. Lo del respiro está claro. Un abrazo

      Eliminar
  2. Felicidades por terminar los 55 km de Ronda. Hay que ser valiente para salir, para correr, y para terminar cuando las cosas pueden sobrepasar lo racional. Descansa, saborea los buenos momentos que has pasado y siente un gran ganador del sentido comun. Ama a tu alrededor y poquito a ti mismo. Un Abrazote para esa gran familia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jordi.
      Como te dije por teléfono, a mi no me tiembla el pulso... Somos amaters y hacemos esto por placer. Muchísimas gracias por todos tus consejos. Me fueron fenomenal.No se que hubiera pasado despues, pero al menos hasta ese kilómetro llegue muy entero. Un abrazo a toda la família.

      Eliminar
  3. Hola Javier, me han emocionado tus palabras, esa reflexión del deporte. La verdad que a mí me queda un mes para Santander y tb ahora me ha salido una tendinitis y ando un poco plof, porque después de todo el año preparándolo, con lo poco que queda,etc.... tengo el temor , el ansia de los desconocido.
    Recúperate y siempre para adelante.En la TMT me acercaré a saludarte, aunque soy muy vergonzosa, pues eres una persona que admiro por tu visión de la vida y del deporte.
    Lurdes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Lurdes. ¿Temor?. Siempre existen unos factores que no dependen tanto de ti, y no puedes hacer "casi" nada. Recuperate bien y no te preocupes que seguro te irá bien. Que pena no poder conocerte. Me he dado de baja ya en la TMT, porque está claro que no llego en condiciones. Seguro que habrá otra ocasión y nos conocemos. Un beso

      Eliminar
  4. A mi la Legión!!, buen relato y sabia decisión, recuperate cuanto antes de tus molestias y haber si coincidimos en algún otro lugar aunque sea para charlar, lo dicho, un placer haber pasado un rato de charleta, un saludo mu grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que decir..."Lo breve si bueno…
      Gracias Javier, me gustó mucho verte

      Eliminar
  5. Felicidades por atreverte Javi.Un año que pueda me gustaría intentarla...me atrae mucho!, Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fernando. Vale la pena por la carrera, y además es una buena excusa para pasar unos días con la familia ( al final la mía no pudo bajar)en un lugar que merece una visita.

      Eliminar
  6. Has sido sabio,hay que valorar la salud ante todo. Aunque tengo que reconocer, que es complicado tomarla cuando estás en plena carrera...ánimo en la recuperación!

    ResponderEliminar
  7. Gracias Eduardo. La verdad es que no fue tan complicado. Primero porque una semana antes ya me hice a la idea de que no podía participar, y poder hacerlo me parecio un milagro, y después el recuerdo de la Yukon, donde por forzar hasta que no pude más, me tiré casi seis meses lesionado.

    ResponderEliminar
  8. Una buena lección de simple sentido común y más en un deoorte como este en el que lo simple siempre es complejo y complicado. Cuídate y que repongas lo antes posible. Paciencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, pero la experiencia te da un poquito de eso.... sentido común. Pero, solo un poquito. ;). En realidad esta vez no me resultó tan dificil, porque quince dias antes ya descarté participar, así que poder hacerlo un rato ya fue un regalo.
      Gracias Marce.

      Eliminar
  9. Solo los valientes se atreven Javier, enhorabuena que no tod es acabar sino echar valor y ganas. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y los insensatos jajaja. Valor no necesitaba y ganas tenia de sobras, pero... Muchas gracias Sergio.

      Eliminar