martes, 7 de abril de 2015

Y FIN...



El compañerismo se busca, la amistad se descubre, y el afecto inesperado siempre te sorprende.
Y aunque quizás no puedas someter tu futuro, si puedes componer tus sueños para en cierta forma encauzarlo.
Otro año más de gozo, palpitación y sobre todo agradecimiento. Eso a priori se mezcla dentro de mí, antes de la presentación del audiovisual "Kala Patthar 2014", con el que intentaré exponer nuestra experiencia, certezas, ilusiones, deseos y también temores durante el trekking por el valle del Solu Kkumbu en Nepal hasta esta pequeña cima frente al Everest.
Este próximo viernes, junto con mis compañeros de viaje, amigos, familias, cómplices, y algunas almas gemelas, culminará lo que comenzó hace un año.
Y quedará todo rubricado para el recuerdo con abrazos, palpitaciones y seguramente muchas emociones y sonrisas.
Ahora, antes, ligeros nervios e incertidumbre: ¿Vendrá gente? ¿Gustará? ¿Será suficientemente buena? ¿Trasmitirá lo que deseo trasmitir?. Ánimos adjuntos a cualquier presentación... Un protocolo puntual de impresiones.
Coraje. El coraje es la disposición a sentir confianza y seguridad en situaciones desafiantes.
A las 20:30 en el Palacio de Congresos de Barbastro, un año más tragas saliva, intentas regresar tus testículos a su suspendido espacio natural, y presentas de la forma más natural posible la proyección ante la mirada expectante de a buen seguro gente muy querida.
Primero rotura del hielo (nunca mejor dicho) con la inestimable ayuda de José Masgrau (presidente de mi club montañeros de Aragón); después unas palabras de Ana, representando a Barceló Viajes, y posteriormente me tocará a mí, que haciendo un pase de pecho daré paso a la proyección. Se terminó la palabrería, y ahora solo tiene que gustarles eso… la proyección.
Se apagará la luz, y el ambiente no tardará en relajarse y sumergirse en las imágenes y el sonidos que esta vez he montado yo personalmente.
Es muy difícil explicar la sensación que siempre tengo al presentar una proyección; no es orgullo, ni vanidad; ni solo ilusión. Es algo mucho más íntimo que no sé explicar bien con palabras. Una emoción compartida; Es como un contrato íntimo que va más allá de las palabras o el hecho. Es como decir lo que siento, sintiendo lo que digo. Concordar las palabras, las imágenes, la música con lo vivido, para comunicarlo y compartirlo.
Cuando observas, oyes si la gente  (tus amigos, tu familia), responde como pretendías, por un momento te sientes “abrazado” y muy satisfecho de, en cierta forma, compartir esas experiencias que ya les has narrado "de palabra", y ahora pueden poner en imágenes. El estado que alcanzas, no se puede describir de otra forma que, pura y simple realización, “sentirte realizado”.
No soy nada objetivo, y desde que soy papa mucho menos... Tan solo deseo que os guste.
Repito: El compañerismo se busca, la amistad se descubre,  y el afecto inesperado, “a mí”, no deja de sorprenderme.
Con esta proyección refrendaremos el final de un año regido por el Kala Patthar, y nos embarcaremos en una nueva etapa.
Un nuevo viaje y episodio que en breve presentaré, que nos conducirá hasta Perú, y concretamente hasta las ruinas de Machu Pichu patrimonio cultural de la humanidad, a finales de septiembre. 

PD: El Sábado 11, a las 19:30, el audiovisual se proyectará de nuevo en el Espacio Buñero de Estadilla, dentro de los actos de las fiestas de la Virgen de la Carrodilla.

2 comentarios:

  1. Será como siempre un éxito. Sólo por la ilusión que siempre le pones, no tengo ninguna duda. Enhorabuena anticipada

    ResponderEliminar