domingo, 10 de agosto de 2014

LA AIGÜETA DE BARBARUENS



Todo lugar tiene un alma única.
Un alma marcada por su carácter natural y estimulante.
Ese alma o espíritu del lugar, es accesible trivialmente, o bien a través del germinar de una emoción especial que nos pone en contacto con nuestra propia alma.
Podemos acercarnos a ese lugar a través del conocimiento físico: vegetación, superficie, relieve... o bien como a mí mas me gusta; a través de nuestra conexión personal y nuestras sensaciones al ver y sentir ese paisaje, ese río, valle o montaña
La Aigüeta de Barbaruens es muchas cosas: Matices de luz, olores que trae el viento, fragancias y  perfiles de su atmósfera, el sonido del agua, e incluso detalles tan sutiles, que sólo podremos reconocer entrando a ella con un estado de conciencia análogo al lugar.

Entonces, es cuando mantienes una relación directa, y consciente, con el alma de ese lugar. Por un instante, por unas horas, te conviertes en parte de ella.

Es un proceso de asimilación, que a partir del conjunto de tus vivencias, de tu experiencia, se abre en el tiempo.
Vivencias, recuerdos, evocaciones. En cada poza, en cada salto de agua, el espacio pasa a formar parte del ser, casi cargado de un significado entre el recuerdo y el rito.
Se conviene, deporte, naturaleza, fiestas, ritual, e incluso se reconocen cualidades de tu propia identidad.
Conforme se acumulan vivencias relacionadas con un lugar,  con el tiempo, la identificación con él se acentúa, y deseas que todo siga igual, que nada cambie.
En un mundo que todo se mueve vertiginosamente, acercarse a un paraíso como la Aigüeta de Barbaruens, te produce una armónica relación con la naturaleza y contigo mismo, acercándote a algo parecido a la satisfacción.
Porque como tú mismo, tiene  un poco de todo: resaltes, remansos, rampas, vetas y torrentes... en definitiva, “luces y sombras”.
Es mi barranco favorito del Pirineo.

3 comentarios:

  1. Vaya partido que le estás sacando a la Gopro. Muy chulo el vídeo. Solo de verlo se refresca uno. Un día de estos tengo que volver a hacer algún barranco.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Y que lo digas!!Me la compré con está intención. Hacer un video de cada barranco como yo los veo y siento. Gracias!!

    ResponderEliminar
  3. Bonito lugar,, que suerte tenemos de tener estos barrancos tan preciosos y más suerte de poderlos ver gracias a tu magnifico reportaje, que en mi caso no los hubiese visto nunca... gracias Javi, espero ver más.

    ResponderEliminar