martes, 25 de noviembre de 2008

MIEDO A LO DESCONOCIDO

"El hombre más poderoso es el que es dueño de sí mismo".

Un veraneante se encontraba en la playa, y tras pensarlo mucho, decidió contratar ese servicio (previo pago), que consiste en colocarte un paracaídas, el cual está atado con una cuerda a una lancha, y la lancha arranca mar adentro con el turista sujeto al paracaídas con un arnés elevándolo. Era la primera vez que subía en un paracaídas arrastrado por una lancha, le daba miedo, pero siempre había deseado hacerlo. - “Hay que correr con el paracaídas en la playa unos instantes, hasta el momento que despegas los pies del suelo, el paracaídas se eleva hasta el cielo y tu junto a el”. Escuchó con nerviosismo las últimas indicaciones del monitor mientras este le ajustaba el salvavidas... Este turista no sabía nadar, tenía un gran nudo en el estomago y las siguientes preguntas en su cabeza: ¿Qué pasará si no me elevo y la lancha me arrastra mar adentro? ¿Y si una vez en el cielo, me caigo desde semejante altura? A pesar del miedo, decidió apretar los dientes, realizar el vuelo, confiar en si mismo y evitar la incertidumbre y el recelo. Era una nueva experiencia y era normal sentir temor. Y también sabía que la vida es eso, un cúmulo de nuevas experiencias y que hay que estar abierto a ellas. Se ajustó el arnés.., y se escuchó el sonido del motor de la lancha que iniciaba su recorrido mar adentro. Comenzó a caminar despacio al principio y después a correr a medida que la velocidad aumentaba. Y llegó el momento en que tuvo que pegar un salto para evitar caer al mar ¡Guuuaooo! no lo podía creer, el paracaídas se elevó y en cuestión de segundos, estaba a muchos metros por encima, contemplando el mar y las casas de la costa. Y sintió serenidad y equilibrio. “Nunca hubiera imaginado que era tan fácil y divertido” se relajó y disfrutó de las hermosas vista desde el cielo. El miedo ante lo desconocido es un estado natural. La imaginación crea fantasmas; pero solo son eso, Fantasmas. En realidad no existen y los creamos nosotros mismos. ¿Cuántas veces evitamos tener nuevas experiencias por temor a lo desconocido? Aún peor: ¿Cuántos miedos imaginarios acumulamos durante toda la vida, que evitan experimentar cosas nuevas y ser un poco mas feliz? Hay que buscar dentro de cada uno aquello que has evitado hacer, por culpa de esos fantasmas imaginarios y hacerlo. ¿Quién sabe? , Harás el camino de Santiago, correrás tu primera maratón, cruzaras un desierto, escalaras una montaña, o quizás disfrutes de una hermosa vista desde el cielo.... ¿no?

5 comentarios:

  1. Cuando me decidí a afrontar mis miedos me di cuenta que la mayoría de mis temores fueron provocados por mi propio miedo y lo que ocasionó ese miedo fue el temor a afrontarlo.

    ResponderEliminar
  2. Luís Carlos Díaz (Venezuela)26 de noviembre de 2008, 17:11

    Muy hermoso tu blog. Enhorabuena y mucha suerte

    ResponderEliminar
  3. Tuve la suerte de conocerte en SABLES y compartimos momentos inolvidables, el miedo me hundió en la carrera, pero te aseguro que eso me ha hecho fuerte y me demostró que todo es superable, volveré con la mente mas fuerte que mis piernas y superare ese miedo.
    “un amigo compañero"

    ResponderEliminar
  4. OSTRAS!!!! ¿Quien eres? ¿que momentos inolvidables?... aclara que hay muchos mal pensados.... Me alegro un montón de que tengas buenos recuerdos y que tu miedo te haya hecho mas fuerte. De eso se trata. Miedo siempre hay, pero hay que aliarse con el... Un abrazo compañero/ amigo!!!! Pero....¿quien eres?

    ResponderEliminar