viernes, 19 de diciembre de 2008

LA ANTARTIDA

No dejamos de jugar porque nos hayamos hecho viejos. Nos hacemos viejos porque hemos dejado de jugar
Durante mi expedición al Cho Oyu, el médico de la expedición de la guardia civil, y definitivamente el de todos fue, Michel Bernabé, (Máster de Medicina de Urgencia en Montaña con la Guardia Civil; trabajó en el servicio de asistencia médica de urgencias en montaña del Hospital S. Jorge de Huesca, conjuntamente con el helicóptero de la UHEL-41 de Huesca y lleva muchos años realizando actividades conjuntas con las Unidades de Montaña en la provincia de Huesca). Ahora Michel está en la Antártida, en la base Juan Carlos I, y desde allí me manda frecuentemente fotos para mentalizarme para la Yukón y ánimos para mis entrenos. ¡Gracias Michel!

“El otro día estuvimos con las zodiacs debajo del frente de un glaciar....le llaman a ese sitio la cubitera porque esta todo lleno de trozos de hielo. Algo alucinante, y allí estuvimos bañándonos. Llevamos puestos unos trajes especiales en los que no entra nada de agua, y aparte de estar aislado del medio, no pasas nada de frío.....y claro, un tío de pueblo como yo tenia que montar el numerito.....y aprendí una cosa importante en este tipo de baño.....¡¡¡no te puedes tirar de bomba!!!!!!!!!!! Porque caes al agua, pero tiene trozos de hielo.....ósea, que hacen un daño de la pera! nos dejamos las espinillas!!!! vaya tortazo....pero reímos un montón!!!! pingüinos, ballenas y focas leopardo.....es es como un documental de la 2..... ”

8 comentarios:

  1. “Sé que sabes que el suelo está cerca de la gloria de usar tan sólo dos ruedas
    como lo estuvo de usar dos pies
    y lo estará de usar tan poco más de dos palabras”…
    Javi, voy leyendo tu relato de la MDS 08 y me está produciendo emociones encontradas. Ya tengo dorsal para la MDS 09 (514) y me pregunto: ¿me embarco en una aventura humana o en una empresa comercia?...Intentaré conseguir el objetivo originario...Crecer como persona, aprender...Gracias.
    http://mdslorca.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Francis, La respuesta a esto la tienes tu; esta dentro de ti. Yo no te digo que una cosa u otra sea mejor o peor. Yo fui, como habrás leído totalmente escéptico y alejado de esa aventura comercial y descubrí incontables alteraciones a mi idea preconcebida que nunca imaginé encontrar, la principal el compañerismo y el viaje interior (aunque suene trivial y presuntuoso.... es así).

    ResponderEliminar
  3. A propósito de este post, el pasado 9 de septiembre (2008) apareció una noticia donde se supo que el encargado de la Base McMurdo confirmaba la recepción de 16.500 preservativos para el uso y disfrute del personal que allí se ha quedado este tiempo. En estos días, quedan unas 125 personas entre científicos y demás personal en la base, la mayor cantidad de gente en esa zona durante los meses de invierno. Para hacernos una idea del la cantidad de preservativos que se llevaron: dividir 16500 entre 125 personas que quedan, y esto entre los 90 días que dura la oscuridad absoluta y considerando que la mitad de la población es masculina resulta una media de 2,94 preservativos por hombre al día.... ¿y en la base Juan Carlos I, Michel?

    ResponderEliminar
  4. Javi, intentaremos no parpadear para no perder ni el más mínimo detalle. En cuanto a tu "crónica" del Sables08, anoche la terminé a las 3, con el frontal encendido para no molestar. He disfrutado y sufrido vuestro Sables como si hubiera estado allí, con los cambios de ánimo instalados en lo más profundo. Por cierto, un amigo estuvo en vuestro Sables: Fran el Bala. Estuvo, a pesar suyo, en la jaima mediática, la de Luis Enrique.

    ResponderEliminar
  5. Ya sabia Francis, Mantenemos contacto y la amistad con Juanma (Piltrafas) y ya me contó sobre Fran y vosotros sus amigos. Dale recuerdos. En mi relato creo que hablo de él como el único que no solo no perdió peso, sino que pareció ganarlo (preguntarle el truco, y de paso que me lo cuente a mi también...)

    ResponderEliminar
  6. Ana Zamora Martín (Sevilla)22 de diciembre de 2008, 15:58

    Querido amigo, yo tambien he terminado de leer tu Sables, y la verdad que leer tus relatos de Sables es darse un paseo por el mismo desierto. Te superas con cada uno de ellos y la verdad, los profanos aprendemos de cada capítulo, sobre todo a como usar la cabeza bien entrelazada con hechos realistas. Me ha gustado mucho y espero con ganas el próximo sobre la Yukon .

    ResponderEliminar
  7. La Antártida tiene que ser impresionante. Ahora mismo estoy siguiendo la aventura de Chus Lago y la verdad es que cuesta imaginar lo que deben ser esos días sin noche, el perihelios, los sartrugis y todas esas cosas que hay por ahí.
    Hace años en mi etapa de investigador precario estuve buscando si había algún proyecto para poder ir pero al final me surgieron otras cosas que me apartaron de esa vida, una pena, o no nunca se sabe.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  8. Lo cierto es q tu comentario de condones viene al pelo de la situación q se esta viviendo estos días.....la cosa se esta yendo de las manos....,ya no tenmos control.....
    aquí. en este momento solo quedan 12....y hemos gastado 2 en una fiesta retro.....para disfrazanos.....hasta hace 36h teníamos una chica de 27 años.....su belleza fue mejorando conforme pasaban los días....pero nadie fue correspondido.....
    la situación es critica y desearía, por tu parte, Javi, un par de cosas......la primera discreción total ante esta coyuntura q estamos padeciendo y la segunda....no hagas leña del árbol caído!!!!Atontau!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar